Actualizado 14/01/2016 19:28 CET

Varios policías agredidos en el desahucio de Vallecas, donde se han levantado 11 actas por infringir Ley de Seguridad

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varios agentes de la Policía Nacional que han actuado este jueves en el desahucio de Vallecas han sido agredidos físicamente, entre ellos, un subinspector cuando estaba tratando de ayudar a una persona de avanzada edad que estaba tirada en el suelo, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Como relatan las mismas fuentes, a las 9.30 horas de esta mañana, la Policía Nacional se ha dirigido a la calle Congosto en compañía de una procuradora, con el fin de proceder a un desalojo ordenado por el Juzgado de Instrucción número 16, al encontrarse usurpado --la mujer que ha sido desalojada con sus hijos vivía en la casa ocupada--.

Al proceder al desalojo, los agentes se han encontrado con una cadena humana de 50 personas, con gente de pie y en el suelo, que impedía la entrada al edificio, y aunque, según las mismas fuentes policiales, se ha tratado de dialogar con el fin de que cambiaran su actitud, no ha sido posible.

Asimismo, han comprobado que la orden del desalojo por parte del juzgado aún estaba en vigor --por si hubiera cambiado la situación durante algún momento de la mañana--, y como estaba, con la "mínima fuerza indispensable" han tratado de abrir un pasillo para que la procuradora y la policía pudiera llevar a cabo el desalojo.

Por parte de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han denunciado esta mañana un despliegue policial "desproporcionado", y han señalado que, al menos, había dos personas de la cadena heridas. Fuentes policiales aseguran que no ha habido cargas aunque sí se han levantado once actas por infracción a la ley de Seguridad Ciudadana.

De hecho, además de los agentes agredidos, uno de los coches policiales, que estaba encargado de trasladar a la procuradora por razones de seguridad, ha resultado dañado por una de las personas que estaba tratando de impedir el desalojo y tiene roto uno de los retrovisores, han añadido las mismas fuentes.

Desde la PAH, su abogado, Manuel San Pastor, ha criticado a la Delegación de Gobierno por las medidas tomadas esta mañana, y, además, ha asegurado que se han vulnerado los derechos constitucionales de vivienda y propiedad de la madre afectada, quien todavía, según dice San Pastor, no tiene una solución habitacional.

Para leer más