Vecinos de Malasaña convocan un desayuno protesta en la Plaza del Dos de Mayo para que no les expulsen del barrio

Vivienda turística en Malasaña
RENTALIA - Archivo
Publicado 19/10/2018 18:02:17CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Malasaña han convocado para este sábado, a las 11.30 horas, un desayuno protesta en la Plaza del Dos de Mayo para no ser expulsados del barrio, convertido en "un parque temático de ocio nocturno y turismo".

"Lanzamos un grito de socorro, una campaña para salvar nuestro barrio y denunciar el deterioro y la situación insostenible que sufrimos", han señalado los convocantes de la concentración, a la que, según la convocatoria, llevarán las maletas que no quieren hacer.

"Nos expulsan de nuestro barrio, en el que cada vez es más difícil vivir", agregan, para afirmar que Malasaña "se muere de éxito", convertido en "un parque temático de ocio nocturno y turismo en el que todo vale y todo está permitido".

Tras señalar que son "una especie en peligro de extinción", los vecinos sostienen que a su barrio "lo están matando la especulación inmobiliaria, la invasión de apartamentos turísticos legales e ilegales que expulsan a muchos vecinos".

Al mismo tiempo, denuncian, "desaparecen los comercios tradicionales y de proximidad, que son sustituidos por franquicias y negocios destinados a los turistas", y lamentan que "la escalada de precios en los locales también repercute en los precios abusivos de muchos de los nuevos negocios".

Además, manifiestan su malestar por el hecho de que, junto a los apartamentos turísticos, "bares, terrazas y afters ilegales son ya una de las señas de identidad" del barrio, así como por que "el botellón, las fiestas y eventos han crecido sin control y se multiplican cada día de la semana en los espacios públicos y, cada vez más, en los edificios" donde residen.

"Los resultados son el incremento desproporcionado del ruido, la suciedad crónica, la basura, las pintadas, el deterioro del mobiliario urbano y del pavimento", explican. Además, alertan que "a todo ello se suma la aparición de narcopisos como el de la calle Tesoro que generan inseguridad, peleas y robos".

Tras afirmar que se sienten "desamparados por las instituciones", han pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que les reciba "con urgencia" para que les escuche y tome medidas, así como al presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, ya que consideran que el Gobierno regional "es responsable de una legislación liberalizadora y ambigua al servicio de los lobbies empresariales", y "ha contribuido a este Madrid sin ley".