Las vigilancias por el robo de unos cuadros de Bacon acorralaron a la banda juzgada por un butrón en la Milla de oro

Archivo - La Audiencia Provincial de Madrid.
Archivo - La Audiencia Provincial de Madrid. - Carlos Luján - Europa Press - Archivo
Publicado: jueves, 19 enero 2023 13:09


La propietaria de la joyería: "Fundieron la puerta acorazada como mantequilla"

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las cámaras de seguridad de un bar ubicado a 10 metros de la joyería Ángeles Farga, en la calle Ortega y Gasset de la capital, cercó a la banda de butroneros juzgada este jueves por presuntamente desvalijar el local en la madrugada del 30 de junio de 2017.

Las grabaciones, que no captaron los rostros de los ladrones, propiciaron la detención de varios de los integrantes del grupo organizado al reconocer la Policía "su forma de andar" y morfología física.

"Durante seis o siete meses, estuvieron vigilados", ha relatado en el juicio uno de los responsables de la operación policial. Los supuestos ladrones estarían relacionados presuntamente con los delincuentes autores del robo de cinco cuadros del pintor Francis Bacon, según han indicado a Europa Press fuentes policiales.

Las obras fueron robadas en 2015 y estaban valoradas en 25 millones de euros. En 2017, se recuperaron tres de los cuatro cuadros. Uno de los acusados en el juicio por el robo a la joyería fue juzgado por tratar de lucrarse con la venta de la obra.

Los cuatro acusados que se han sentado en el banquillo han negado su participación en el atraco y han manifestado al tribunal que no se reconocen en las imágenes, única prueba que sustenta la acusación fiscal. En su día, la Policía solicitó la entrada y registro en las viviendas de los investigados pero el juez no autorizó dicha diligencia.

El fiscal solicita 6 años de cárcel para cada uno de ellos por el atraco de la joyería de Ángeles, de donde se llevaron un botín equivalente a 613.139 euros. Se les imputa un delito de robo con fuerza en local abierto al público fuera de horario de apertura.

Tras un biombo, la propietaria de la joyería ha relatado que los ladrones destrozaron toda la tienda y se llevaron todo el género de los clientes, sin quedar ni una "medallita".

"Llevas 30 años montando una joyería y te dejan sin nada, con el cielo y la tierra. Fundieron la puerta acorazada como mantequilla, de una forma perfecta. Lo tenían todo planificado", ha declarado Ángeles entre lágrimas.

Para los investigadores, fueron clave las imágenes captadas por unas cámaras de seguridad ubicadas en un bar próximo. Las grabaciones no recogían los rostros de los ladrones, pero los agentes no dudaron en identificarles por su forma de andar y fisonomía.

Uno de los responsables policiales de la investigación ha detallado que identificó a varios de los autores del robo al estar vigilados desde hace siete meses por su supuesta vinculación con los ladrones de un robo años atrás de unos cuadros del artista Francis Bacon. "Se les identificó por sus movimientos", ha recalcado.

Para los abogados de los acusados estás imágenes no tienen validez, por lo que solicitan la libre absolución de sus clientes al no existir prueba de cargo para enervar su presunción de inocencia.

ATRACO A LA JOYERÍA

El 30 de junio de 2017, según la Fiscalía, un grupo de siete atracadores, de los cuales se desconoce la identidad de tres ellos, "actuando de común acuerdo", penetró en la zona del parking sito en la calle Ortega y Gasset número 55 de Madrid donde efectuaron un butrón en la pared contigua que daba a una joyería sita en la misma vía.

Una vez en el interior, y tras fracturar la caja fuerte mediante equipo de oxicorte, se apoderaron de joyas y otros efectos (240 piezas de joyería en oro liso, tasadas en 48.627,898 euros, 264 lotes de piedras, tasadas en 235.073,20 euros, 510 gemas montadas, tasadas en 325.438,289 euros y dos relojes oro y brillantes, tasados en 4.000 euros), efectos valorados en su conjunto en la cantidad de 613.139,37 euros.

Como consecuencia de estos, los acusados causaron desperfectos en el local consistentes en la reparación de dos cajas fuertes, valoradas ambas en 3.515 euros; daños en el suelo, carpintería, desperfectos y moqueta, valorados en 3.500 euros, reparación y restauración del sistema de seguridad, valorados en 3.287 euros y reparación del agujero del butrón, valorada en 471,90 euros. En total los desperfectos causados ascienden a 10.773,90 euros.

Contador

Más información