Vox rompe su acuerdo con el PP en el Ayuntamiento de Madrid y se pasa "a la oposición"

Actualizado 25/06/2019 14:49:41 CET
TWITTER ORTEGA SMITH

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados y cabeza del comité negociador, Iván Espinosa de los Monteros, ha anunciado este martes que han decidido romper su acuerdo con el PP en el Ayuntamiento de Madrid y que se pasan a la "oposición".

"A la vista de lo que ha pasado en los últimos días, preferimos estar en la oposición", ha señalado en una rueda de prensa en el Congreso, en referencia a lo que consideran un incumplimiento "flagrante" de lo pactado el pasado 15 de junio.

Previo a este anuncio, han hecho público el acuerdo que alcanzaron de madrugada el sábado que se constituían los ayuntamientos, en el que se puede ver que, como decían desde la formación liderada por Santiago Abascal, se acordó con el PP "nombrar a personas indicadas por Vox en cada ayuntamiento en distintas concejalías de Gobierno".

En el texto, con la firma de los dos secretarios generales, Teodoro García Egea, por parte del PP; y Javier Ortega Smith, por parte de Vox, los dos partidos acordaron que Vox apoyaría "la investidura de alcaldes para la conformación de gobiernos de coalición de los distintos ayuntamientos de España en todas aquellas poblaciones donde la alianza PP-Cs-Vox pueda impedir un gobierno de izquierdas".

En el punto dos, se establecía que una vez elegidos los gobiernos de coalición PP-Cs-Vox y en en plazo máximo de 20 días naturales contados desde la fecha de investidura, se iban a nombrar a personas de Vox para "distintas concejalías de gobierno y responsabilidades directivas en entes municipales, que en número y presupuesto guardarán proporción a los resultados electorales obtenidos por Vox en cada población".

El último punto recoge que ambas partes "mantendrán discreción" sobre este acuerdo, que no se ha hecho público hasta este mismo martes, cuando Espinosa de los Monteros ha trasladado la decisión tomada por el Comité Ejecutivo Nacional del partido tras constatar que el PP, en sus palabras, "no son de fiar", pese a que parecía que iban a ser "socios de gobierno" y el acuerdo era "sensato".

Tras mostrar su malestar por lo que considera un "incumplimiento" por parte del PP y de Ciudadanos de los acuerdos para desalojar a la izquierda en los ayuntamientos, ha indicado que han decidido "renunciar a ocupar ningún cargo de responsabilidad de ningún tipo ni entidad en todos aquellos lugares" donde han constatado esta situación.

El detonante, según ha remarcado, es el caso del Ayuntamiento de Madrid, donde el alcalde elegido, José Luis Martínez Almeida, del PP, hizo público al día siguiente el reparto de las concejalías del gobierno municipal sólo con Ciudadanos, excluyendo a Vox, que había cumplido su parte apoyando su elección en la sesión constitutiva.

Por ello, y tras "constatar los incumplimientos del PP y de Ciudadanos", Vox ha decidido hacer público ese documento, que Espinosa de los Monteros cree "tan sencillo como unívoco, carente de interpretaciones".

A su juicio, Vox ha cumplido con sus compromisos, que era "desalojar a la izquierda de todos aquellos ayuntamientos", pero considera que PP y Ciudadanos "no son de fiar": "Hay un partido que sigue las consignas del Palacio del Elíseo, al que nunca llegan a satisfacer (por Ciudadanos), y otro que no tiene vergüenza en incumplir lo que firma (PP)", se ha lamentado.

Además, y según reconocen en la dirección de Vox, en las últimas semanas vieron el desgaste que les suponía el debate sobre los cargos municipales y, en cambio, comprobaron que su presión en Andalucía con su enmienda a los Presupuestos les reportó el reconocimiento de un pacto por escrito con PP y Ciudadanos al mismo tiempo.

Así las cosas, la decisión de la dirección nacional de Vox es dar por roto el acuerdo firmado por el PP y dejar de reclamar cargos en los gobiernos municipales: "El Comité Ejecutivo renuncia a ocupar cargos de responsabilidad de ningún tipo ni entidad en todos aquellos lugares donde se haya incumplido el acuerdo", entre los que destaca la ciudad de Madrid.

Por tanto, Vox se pasa a la oposición en los ayuntamientos donde no se cumplió ese acuerdo, ya que, según ha dicho Espinosa de los Monteros, la política se puede hacer dentro o fuera del gobierno y ellos no tienen necesidad de "colocar a cientos de afines" como otros partidos. "Nuestros concejales ejercerán la labor de controlar y fiscalizar a los gobiernos, que estarán en minoría y a los que deseamos la mejor suerte", ha comentado con sorna.

EN AYUNTAMIENTO DE MADRID, SIN CONTACTO

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, el alcalde, José Luis Martínez Almeida, señalaba ayer que no habían tenido "noticias de Vox" desde su última reunión la semana pasada en Cibeles, en la que se hicieron "una serie de propuestas razonables y sensatas".

Precisamente, la semana pasada Almeida hacía público su nuevo gobierno donde las concejalías y las juntas de distrito quedaron repartidas sólo entre el PP y Ciudadanos. Desde el PP el mismo sábado de la investidura deslizaron que el acuerdo contemplaba que Vox, en proporción a sus concejales, se quedaran con alguna presidencia de distrito.

En el momento en que el PP hizo pública la composición de su nuevo gobierno, sin Vox por ningún lado, Javier Ortega Smith lanzó en las redes sociales una advertencia: "Nosotros cumplimos los pactos. Si otros no lo hacen, serán los responsables de las consecuencias. Los madrileños demandan seriedad".

Los nombramientos se hicieron públicos en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) el mismo lunes 17 de junio. A los dos días, desde la dirección nacional del PP se descartaba que Vox fuera a estar sentado en la Junta de Gobierno del Ayuntamiento con los ediles de PP y Ciudadanos, ya que, aseguraban, no iban a disponer de Concejalías de área.

Fue entonces cuando se abrió la posibilidad de que Vox se encarga de estar sentados en áreas delegadas, dependientes de las propias concejalías, pero que no implica un asiento en la Junta de Gobierno. Almeida en todo momento ha mantenido que el PP cumple sus acuerdos.

Contador