Ancove dice que la extensión a 2016 del PIVE evitará el parón de ventas

Publicado 26/11/2015 11:37:15CET

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha felicitado al Gobierno por su decisión de ampliar hasta julio de 2016 el actual Plan PIVE y señaló que, de esta forma, se pondrá fin al parón de ventas desde principios de noviembre, cuando muchos concesionarios suspendieron las operaciones acogidas a este programa ante la duda de que dichas unidades fuesen entregadas antes del 1 de enero y no pudieran recibir las ayudas públicas.

La organización denunció a mediados de noviembre que estaba recibiendo "numerosas consultas y quejas" de los concesionarios en relación con amparo jurídico y económico de los vehículos que se fueran a acoger al Plan PIVE y cuyos expedientes no se cerraran antes del 31 de diciembre.

Según indicaron desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, las partidas presupuestarias no pueden prorrogarse de un año a otro por parte de departamentos ministeriales, aunque indicaron que sí está permitido para organismos como el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), que es responsable de la gestión de los fondos del PIVE.

Desde Ancove destacaron que la ampliación en 2016 de este programa se debe aprobar en Consejo de Ministros. El presidente de la Asociación, Elías Iglesias, apuntó que la ampliación de las ayudas al menos durante los primeros meses del año próximo supone "una gran alegría".

"De esta forma se pone fin al parón de las ventas de unidades acogidas a las ayudas que se ha producido en las últimas semanas. Además, da un nuevo respiro, al menos por unos meses, con unas ayudas que no deberían retirarse a la ligera, pues el mercado todavía no está suficientemente maduro como para prescindir de un plan de achatarramiento", afirmó.

Por otro lado, Iglesias destacó la importancia de que estos incentivos a la compra no se limiten a los vehículos nuevos, puesto que la exclusión de los modelos de ocasión de menos de dos años "no se justifica si realmente se desea reducir los niveles de contaminación y aumentar la seguridad vial en las carreteras españolas".