Ancove solicita al Gobierno un plan de transición para el vehículo de segunda mano

Elías Iglesias
ANCOVE - Archivo
Publicado 14/01/2019 11:28:31CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha solicitado al Gobierno que apruebe "a la mayor brevedad" un plan de transición para el vehículo de segunda mano para evitar que se paralice el mercado, según ha informado la organización en un comunicado.

La pretensión de subir el Impuesto de Hidrocarburos 3,8 céntimos por litro de diésel supone, según Ancove, una "vuelta más de tuerca" contra el vehículo diésel. La asociación asegura que esta medida provocaría un "estrangulamiento" del mercado de vehículos de ocasión debido a la falta de unidades de gasolina y de gas y, sobre todo, de híbridos y eléctricos.

El 65% de las ventas en el mercado de turismos de ocasión durante el pasado año fue de vehículos diésel. Sin embargo, ante los mensajes negativos contra el diésel que se están lanzando desde las distintas administraciones, el diésel crece ahora en menor medida, según afirma Ancove, por debajo de la media del mercado, que aumentó el pasado año un 6,6%.

El problema, según Ancove, reside en que no hay coches con propulsiones alternativas en el mercado de vehículos de segunda mano, lo que obliga a los compradores a llevarse modelos de gasóleo sin estar convencidos.

En consecuencia, los precios de los diésel están descendiendo "en picado", lo que está acarreando "grandes distorsiones" entre los comerciantes y entre los proveedores de unidades diésel, en la mayoría conductores particulares que pretenden cambiar sus coches por otros más eficientes.

Ancove asegura que la decisión de subir el impuesto al diésel tiene una transcendencia "mortal" sobre el mercado de vehículos de ocasión. Hasta el momento, la venta de turismos de segunda mano diésel se ha detraído mayoritariamente en las grandes urbes, con restricciones de circulación, pero no había afectado tanto a urbes medianas y pequeñas y el entorno rural por estar al margen de estas restricciones. Ahora, la subida llega a todas las zonas de España y
el mensaje cala en todos los compradores, según la asociación.

"Aunque no se aprobase la subida del Impuesto de Hidrocarburos contra el diésel, en Ancove entendemos que el daño ya está hecho, por lo que solicitamos al Gobierno que presente un plan negociado con el sector para hacer una transición ordenada del mercado de ocasión, vital para poder fomentar el cambio en el mercado de nuevos. En definitiva, para comprar un coche nuevo más eficiente, es preciso primero poder vender el viejo", señaló el presidente de Ancove, Elías Iglesias.

Contador