El beneficio de Subaru se recorta un 23%, hasta 945 millones, por el impacto de las llamadas a revisión

Publicado 07/02/2019 11:14:20CET
SUBARU - Archivo

TOKIO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La marca automovilística japonesa Subaru cerró los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal (de abril a diciembre de 2018) con un beneficio neto atribuido de 118.200 millones de yenes (945 millones de euros al cambio actual), un 22,7% menos, según datos publicados por la empresa, que ha revisado a la baja sus previsiones para el conjunto del año.

La compañía explicó estas menores ganancias en los tres primeros trimestres por los mayores gastos vinculados con las llamadas a revisión de vehículos realizadas el pasado noviembre y por la bajada de las matriculaciones mundiales.

Subaru registró un volumen de negocio de 2,37 billones de yenes (19.019 millones de euros) durante los nueve primeros meses fiscales, lo que representa una disminución del 2,5% en comparación con el mismo período del año previo.

La firma nipona alcanzó un resultado operativo de 153.700 millones de yenes (1.229 millones de euros) entre abril y diciembre, un 49,8% menos, al tiempo que sus ventas mundiales cayeron un 5%, hasta 762.000 unidades.

REVISIÓN A LA BAJA DE LAS PREVISIONES.

La compañía contempla cerrar el ejercicio fiscal 2018-2019 con unas ventas mundiales de 996.000 unidades, en comparación con la estimación anterior que estimaba alcanzar unos registros de 1,04 millones de unidades.

Asimismo, Subaru prevé finalizar el año actual con un beneficio neto atribuido de 140.000 millones de yenes (1.120 millones de euros), frente a los 167.000 millones de yenes (1.336 millones de euros) que anticipaba en noviembre.

La multinacional automovilística explicó que esta revisión a la baja de sus resultados para el cierre del año refleja un incremento del precio de las materias primas y reducciones en los volúmenes de producción, como consecuencia de paros de actividad en su planta de Gunma (Japón).

Para leer más