BMW incorpora motor de 4 cilindros y tracción trasera a la gama X5

Actualizado 29/07/2014 12:26:22 CET
BMW X5
Foto: BMW

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La firma automovilística alemana BMW ha ampliado la oferta de su modelo X5 con la incorporación de una nueva motorización de cuatro cilindros y la posibilidad de montar tracción trasera como alternativa al sistema xDrive de tracción integral a las cuatro ruedas.

   BMW indicó que la opción con tracción trasera y el propulsor de cuatro cilindros se denomina X5 sDrive25d y cuenta con una mecánica diésel de 2.0 litros y 258 caballos de potencia máxima. El consumo de este vehículo es de entre 5,6 y 5,7 litros por cada cien kilómetros, mientras que sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) oscilan entre los 149 y los 151 gramos por kilómetro.

   La firma alemana destacó que esta motorización está asociada a una caja de cambios automática de ocho velocidades, con la que el coche es capaz de acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 8,2 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 220 kilómetros por hora.

   BMW indicó que la versión de entrada a la gama de este vehículo cuenta con elementos de equipamiento como los faros bi-xenón con lavafaros, accionamiento automático del portón trasero, llamada de emergencia avanzada, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, espejos retrovisores interior y exteriores con ajuste automático antideslumbramiento o dispositivo manos libres bluetooth.

   El precio de esta variante de la gama del X5 parte desde los 58.250 euros de la opción con tracción trasera y finaliza en los 61.250 euros de la versión con tracción integral a las cuatro ruedas xDrive.

Para leer más