Publicado 16/10/2017 11:28CET

El impuesto de matriculación se adaptará hasta 2019 a la WLTP, pero subirá la tasa al 6% de los coches

Atasco, coches
EUROPA PRESS

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea, ha decidido adecuar hasta el 31 de diciembre de 2018 los parámetros técnicos a efectos de matriculación y tipos impositivos de los vehículos del nuevo método de medición de emisiones y consumo europeo WLTP, más exigente al analizar también consumo en condiciones reales de uso, al antiguo NEDC, a pesar de lo que el 6% de los automóviles vería incrementado el pago del impuesto de matriculación.

Según informaron fuentes del Gobierno a Europa Press, esta medida permitirá minimizar, a través de la aplicación de un coeficiente reductor, el impacto al alza sobre la tasa de matriculación durante el período transitorio de adaptación a la fórmula de medición WLTP, que, al ser más exigente, de no ser adaptado supondría un aumento del pago para un mismo vehículo por parte de los conductores.

El nuevo test de medición de consumo y emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los vehículos WLTP entró en vigor el pasado 1 de septiembre y se aplica a todos los vehículos homologados en Europa, aunque no será hasta el año próximo cuando se empiece a atribuir a los modelos matriculados.

Sin embargo, el 1 de enero de 2019 entrará en vigor un método de medición de emisiones y consumo aún más restrictivo, denominado RDE, que reflejará de forma más fiel los consumos de combustible en condiciones reales de utilización de los vehículos.

Ante la introducción de estos nuevos métodos de medición, el Gobierno, a recomendación de la Comisión Europea, ha desarrollado una herramienta de correlación para tener en cuenta el diferencial del nivel de emisiones de CO2 registradas con el procedimiento NEDC y el nuevo WLTP.

De esta forma, hasta el 31 de diciembre de 2018 los automóviles homologados bajo el NEDC registrarán el valor de emisiones de CO2 determinado en dicho ciclo, mientras que para los modelos homologados bajo el WLTP se aplicará el valor de CO2 correlacionado al NEDC.

"De esta manera, el impacto sobre el impuesto de matriculación durante el período transitorio se minimizará y esto está totalmente en línea con la recomendación de la Comisión Europea al respecto", explicaron fuentes del Gobierno.

AUMENTO DE LA TRIBUTACIÓN.

No obstante, fuentes del sector explicaron a Europa Press que esta adaptación hasta el 31 de diciembre entre los ciclos NEDC y WLTP reducirá el impacto que se registraría en caso de no haber una modificación, aunque indicaron que, aún así, motivaría que un 6% de los automóviles tendría que pagar una mayor tasa de matriculación, al saltar de tramo.

Dichas fuentes explicaron que, si se mantiene la intención del Gobierno de mantener hasta el 31 de diciembre de 2018 esta adaptación de los parámetros técnicos a efectos de matriculación y tipos impositivos entre WLTP y NEDC, a partir del 1 de enero de 2019 el 50% del parque de vehículos vería incrementado el pago del impuesto de matriculación, al compararse la nueva RDE con los actuales tramos tributación basados en las emisiones de CO2 de los automóviles.

El presente marco fiscal español contempla la exención del pago del impuesto de matriculación a los vehículos que emitan 120 gramos de CO2 por kilómetro o menos, mientras que los que tengan entre 121 y 160 gramos afrontan el pago de un 4,75%; los de entre 161 y 200 gramos, el 9,75%, y los de más de 200 gramos, el 14,75%.

El año pasado la recaudación por impuesto de matriculación en España (tasa transferida a las comunidades autónomas) se situó en casi 328 millones de euros, una cifra un 7% superior a los 305 millones contabilizados en 2015, según datos de la Agencia Tributaria.