Porsche prueba una fachada tecnológica que absorbe el dióxido de nitrógeno en su fábrica de Stuttgart

Fábrica de Impacto Cero
PORSCHE
Publicado 22/01/2019 11:39:28CET

STUTTGART (ALEMANIA), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Porsche está probando una superficie tecnológica que absorbe el dióxido de nitrógeno en la fachada de su fábrica de Stuttgart (Alemania), donde se producirá el nuevo eléctrico Taycan, con el objetivo de conseguir una "Fábrica de Impacto Cero", según ha informado la compañía en un comunicado.

La absorción del dióxido de nitrógeno se consigue gracias a unos elementos hechos de aluminio y recubiertos de dióxido de titanio. Este recubrimiento actúa como catalizador y descompone las partículas absorbidas de contaminantes en agua con sustancias inocuas y nitrato al exponerse a la luz solar y cuando el aire tiene poca humedad.

En este primer proyecto piloto, la firma alemana ha instalado la fachada tecnológica en un área de 126 metros cuadrados. El beneficio medioambiental de este diseño es equivalente al que realizan tres árboles en una zona con un tamaño de diez plazas de aparcamiento, según la compañía. "Si la evaluación de los resultados confirma nuestras expectativas, nada se interpondrá en el camino para utilizar esta tecnología en otros edificios y superficies", señaló el responsable de Producción y Logística de Porsche, Albrecht Reimold.

"En la sede central de Porsche, en Stuttgart-Zuffenhausen (Alemania), se está construyendo una nueva fábrica para la producción del primer modelo eléctrico de la marca, que llegará a finales de este año. La producción del Porsche Taycan será neutra desde el punto de vista del dióxido de carbono. Estamos buscando permanentemente nuestro objetivo de producir automóviles deportivos sin dejar ninguna huella ecológica", añadió Reimold.

La construcción de la nueva planta de motores en la que se producirá la transmisión eléctrica del Porsche Taycan ha logrado el galardón "Platino", otorgado por un jurado técnico.