Actualizado 29/09/2009 22:11 CET

Economía/Motor.- Congreso rechaza la idea del PP para ampliar el Plan 2000E y formar un frente europeo por Figueruelas

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó esta tarde una iniciativa del PP que quería instar al Gobierno a impulsar una "estrategia común" entre los países afectados por los recortes de empleo en las plantas de Opel, como es el caso de la de Figueruelas (Zaragoza), derivados de la compra de la venta de General Motors por parte del consorcio liderado por la compañía austro-canadiense Magna.

Asimismo, reclamaba un "plan especial de choque" para el sector del automóvil que incluyera la ampliación del Plan 2000E de ayudas a la compra de vehículos y también la bonificación de los impuestos especiales sobre las adquisiciones.

Los 'populares' recabaron el apoyo de CiU y PNV, lo que les permitió sumar 156 votos pero el PSOE logró el respaldo del arco de la izquierda parlamentaria liderada por ERC, IU e ICV para rechazar la iniciativa con 170 escaños.

El diputado 'popular' Ramón Moreno denunció que el Gobierno socialista "ha actuado como siempre tarde y mal" en defensa de los trabajadores de la planta, ya que movilizó "insuficientemente" sus esfuerzo internacionales para negociar una solución industrial para la reestructuración de General Motors.

En su réplica, el diputado socialista y portavoz de Trabajo en el Congreso, Jesús Membrado, acusó al PP de usar el "anzuelo" de las ayudas a los trabajadores de Figueruelas para presentar una crítica al Gobierno que pretendía romper "con carácter partidista" el Parlamento aragonés sobre esta cuestión. Asimismo, acusó al PP de ir en contra de los planes puestos en marcha por los socialistas en apoyo al sector del automóvil. "Me siento triste", concluyó.

LLEVAR EL DEBATE A BRUSELAS.

La moción, consecuencia de la interpelación que la presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi, dirigió el pasado miércoles al ministro de Fomento, José Blanco, reclamaba también que el Gobierno lleve esta cuestión a la Comisión Europea, para hacer frente a lo que consideran una vulneración de los "principios de libre competencia" en beneficio de los intereses alemanes.

Asimismo, pedían un plan de competitividad industrial que mejore las "condiciones de la economía española" para evitar deslocalizaciones, abordando reformas necesarias en el tejido productivo en aspectos como el laboral, fiscal o energético.

Por último reclamaba que todas las medidas en apoyo del sector automovilístico se apliquen "de forma prioritaria" en Aragón y otras comunidades autónomas que, como la aragonesa, "están sometidas a situaciones de especial crítica".