Economía/Motor.- La plantilla de Autotex asegura que la empresa ya ha dado pasos para llevarse la maquinaria

Actualizado 05/01/2007 18:24:55 CET

OVIEDO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la plantilla de Autotex dijeron hoy que la empresa ya ha dado pasos "reales" para llevarse la maquinaria de la planta que la empresa tiene en Llanera (Asturias) y que ha cerrado recientemente. Representantes de la plantilla se están turnando en la planta para hacer "guardias" y que la empresa no saque la maquinaria.

La plantilla señaló esta circunstancia en el transcurso de una rueda de prensa en la que estuvieron presentes las trabajadoras Covadonga Barroso y Cristina Pérez, además de otros compañeros. También asistieron los concejales de IU en el Ayuntamiento de Oviedo Roberto Sánchez Ramos y Celso Miranda.

La factoría de Autotex, perteneciente a la multinacional Milliken que se instaló en Asturias en 2001 para construir airbags, anunció el cierre el pasado mes de noviembre. Barroso explicó que la empresa ya "amenazó" con recurrir a la ley concursal. Recordó que los trabajadores llevan sin cobrar desde noviembre y dijo que en virtud de esa norma, el único aval para cobrar sería el activo de la empresa, en el que están incluidas las mencionadas máquinas.

Barroso dijo que de los 207 trabajadores de plantilla, el 80% son mujeres y que se encuentran en una situación "insostenible", dado que la empresa no les ha despedido, a pesar de cesar la actividad, por lo que "ni estamos en el paro ni estamos trabajando". Señaló que los trabajadores están viviendo auténticos "dramas" familiares por la falta de recursos económicos

Hizo un llamamiento al Gobierno del Principado, al Parlamento asturiano y a los jueces para que "pidan explicaciones" a la empresa y "garanticen" su derecho al trabajo. "Esto es un infierno; estamos desesperados", concluyó.

IU LLAMA "PIRATAS" A LOS RESPONSABLES DE LA EMPRESA

Por su parte, Sánchez Ramos calificó de "piratas" a los responsables de la empresa Autotex, a los que acusó de haber recibido ayudas económicas de los fondos mineros y del Principado, en especial las relativa a las ayudas de contratación a la mujer.

En el transcurso de la rueda de prensa, mostró un cartel de la empresa Autotex y Milliken, de cuando se instalaron en la región, en el que venían reflejados valores como "trabajo en equipo", "honestidad", "tolerancia" y "dedicación". Quiso escenificar las actuales circunstancias y lanzó el cartel al suelo en la sala de prensa diciendo que esos valores están ahora "por los suelos".

Sánchez Ramos achacó el comportamiento de la empresa a la globalización y dijo que la corporación puede tener en mente el país de México para instalarse "donde las mujeres cobran 200 dólares y las que se quejan aparecen muertas". Por su parte, Miranda definió la postura de la empresa con el título de una película de Woody Allen: 'Toma el dinero y corre'.