Publicado 12/01/2022 17:00CET

Goldcar perdió 56 millones en 2020 por las restricciones a la movilidad por el Covid

Archivo - Clientes de Goldcar en la oficina
Archivo - Clientes de Goldcar en la oficina - GOLDCAR - Archivo

Provisionó 3,2 millones por el ERE

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La firma española de alquiler de vehículos Goldcar contabilizó unas pérdidas netas por importe de 56,4 millones de euros durante el pasado ejercicio, en comparación con los 9,96 millones de beneficio que logró un año antes.

Este fuerte retroceso en la evolución del negocio de la compañía, perteneciente al grupo Europcar, que fue adquirido por un consorcio liderado por Volkswagen, se explica por las medidas de restricción a la movilidad aplicadas por los diferentes gobiernos durante 2020 para controlar la expansión de la pandemia de coronavirus.

Según las cuentas anuales de la compañía recogidas por Europa Press, Goldcar finalizó el año más duro de la pandemia con unos ingresos de 76,69 millones de euros, lo que representa un fuerte descenso del 63% en comparación con los 212,92 millones de euros que facturó en 2019.

De la cifra de negocio total, 65,34 millones de euros correspondieron a las operaciones de alquiler de vehículos sin conductor (-67%), al tiempo que los ingresos por prestación de servicios a sociedades del grupo alcanzaron 8,79 millones (+5%) y los vinculados con ventas de vehículos aumentaron un 32,6%, hasta 2,55 millones de euros.

Al cierre de 2020, Goldcar también se anotó un resultado de explotación negativo de 39,99 millones de euros, frente a las ganancias de 19,73 millones del año previo, mientras que el resultado antes de impuestos también fue negativo, por 56,65 millones de euros, pese a que en 2019 logró un beneficio bruto de 11,79 millones.

ERE

El informe de gestión correspondiente a 2020 facilitado por Infoempresa contempla que, a 31 de diciembre del año pasado, la empresa de 'rent a car' comunicó al comité de empresa la puesta en marcha de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaría a aproximadamente al 30% de su plantilla en España.

La firma explica que con motivo de la implementación de esta medida de reducción de plantilla realizó una provisión por reestructuraciones por importe de 3,2 millones de euros, disparando así las provisiones totales del año a 4,07 millones de euros, un 392% más que en 2019.

A cierre del año pasado, la empresa española afrontó el pago de 248.000 euros en concepto de impuesto de sociedades, mientras que el año previo se anotó un impacto fiscal positivo de 1,83 millones de euros.

El número medio de trabajadores de la firma de alquiler de vehículos en 2020 fue de 452 personas, lo que representa una fuerte disminución del 50% en comparación con las más de 900 personas a las que daba empleo en 2019.

Contador