Mejorar la gestión de los datos permitiría ahorrar un 60% en marketing a la industria del motor

Publicado 19/08/2019 13:31:03CET
Imagen de un concesionario de coches
Imagen de un concesionario de cochesCOCHES.NET - Archivo

Oliver Wyman ve necesario mantener un contacto directo para saber qué ofrecer y compartir la información en un registro común con el sector

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La industria del automóvil podría ahorrar más de un 60% en la captación de sus clientes con mejoras en la gestión de los datos de posibles compradores y el uso de las nuevas tecnologías de tratamiento de datos, según Oliver Wyman.

Así, en su informe 'Aplicando lo digital en la organización de los fabricantes de automóviles' ('Injecting Digital Into Automaker's Organization'), la consultora considera que el uso de nuevas tecnologías en la interacción con posibles compradores podría abrir nuevas vías de comunicación para ofrecer todo tipo de servicios y reducir el gasto de sus campañas de marketing.

Concretamente, cree que una gestión efectiva e inteligente de los datos de los clientes podría reducir hasta 2.000 euros el coste de captación de un cliente, de los 3.000 euros necesarios actualmente a 1.000 euros.

Para ello, cree fundamental obtener un conocimiento detallado sobre los clientes y que sean los fabricantes quienes tengan acceso a la gran cantidad de datos que la industria del automóvil posee sobre ellos. Sin embargo, remarca que los concesionarios no disponen de toda la información necesaria, evitando así que desempeñen un papel más importante.

Así, la consultora describe que, pese a que los fabricantes tienen contacto directo con los clientes a través de sus departamentos de servicios financieros, a menudo externalizan su gestión de datos, por lo que son difíciles de obtener. "Como resultado, ni las empresas ni los concesionarios saben mucho acerca de sus compradores, por lo que no pueden predecir qué productos o servicios ofrecer y cuándo", explica.

Por ello, invita a mantener un contacto directo con el cliente, ya sea de manera personal o a través de redes sociales y que todos los actores del sector compartan la información que poseen con el objetivo de llevar a cabo un registro común en el que se vean reflejadas todas las interacciones con posibles clientes.

De esta manera, un concesionario puede tener acceso, por ejemplo, a todos los modelos de coche y características que un comprador ha estado consultando. "La gestión eficaz de estos datos será el factor principal que haga que el marketing digital despegue en la industria del automóvil", recalca la consultora.

LA ROBOTIZACIÓN NO BASTARÁ

Por otro lado, la consultora destaca que, en la actualidad, la mayoría de las tareas que pueden automatizarse en el sector del automóvil ya lo están y que las grandes innovaciones van a encontrarse en los procesos y las técnicas de fabricación, en los que los trabajadores seguirán desarrollando un papel importante.

Así, en otro informe dedicado al futuro de esta industria, 'Las fábricas de mañana necesitarán mejores procesos, no solo mejores robots' ('Tomorrow's Factories will need better processes, not just better robots'), Oliver Wyman remarca que la automatización no bastará por sí sola para reducir costes al máximo y mejorar así la eficiencia.

En este sentido, pone como ejemplo que los talleres de pintura, una de las secciones más caras del proceso de producción de coches, se encuentran robotizados en más del 90%, y que serán necesarias diferencias significativas incluso en el propio trabajo de estos robots, como las pruebas de técnicas de cocción que investigan algunos laboratorios, similares a las de la cerámica o la impresión 3D.

Asimismo, el informe también recoge la mayor dificultad de automatizar procesos como el del ensamblaje, que concentra a más de dos tercios de esta industria, o la instalación de la red de cables, tarea muy complicada para los robots actuales y que se acentuará con la generalización de vehículos eléctricos y autónomos.

Los avances en la producción han dado como resultado robots que, en lugar de sustituir a los trabajadores, han mejorado la calidad de su trabajo como asistentes automáticos, realizando tareas más peligrosas o repetitivas, actuando en lugares de difícil acceso o mejorando su seguridad.

Estos robots colaborativos, también conocidos como 'cobots' tienen, a juicio de la consultora, "posibilidades infinitas", llegándose incluso a explorar innovaciones para lograr una comunicación real con los trabajadores.

Contador

Para leer más