El nuevo Plan PIVE generará unas ventas adicionales de 30.000 coches

Rafael Prieto
PEUGEOT
Actualizado 28/09/2012 12:38:19 CET

PARÍS, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE), aprobado este jueves por el Gobierno, generará unas ventas adicionales de 30.000 vehículos durante los próximos tres meses, según el director general de Peugeot y Citroën para España y Portugal, Rafael Prieto, quien realizó estas declaraciones en el Salón Internacional del Automóvil de París.

Prieto, en declaraciones a Europa Press, destacó que esta demanda adicional prevista para los próximos meses gracias a la puesta en marcha de las ayudas de 2.000 euros que recoge este programa a cambio de achatarrar un coche antiguo pone de manifiesto la "gran elasticididad" que tiene el mercado español.

El también presidente de la Comisión de Asuntos Comerciales de la patronal de fabricantes Anfac apuntó que esta iniciativa permite obtener un equilibrio fiscal entre el presupuesto invertido por el Gobierno y lo que se recauda con el aumento de las ventas de coches, al tiempo que se mostró a favor de los términos y de los requisitos exigidos para poder acogerse a este plan.

Prieto destacó que la introducción de estas ayudas a la compra de coches nuevos menos contaminantes viene acompañada de un nuevo sistema de etiquetas medioambientales para los coches, que no sólo está ligado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2), sino que tiene en cuenta otros términos de eficiencia.

Por otro lado, explicó que desde la Unión Europea no habrá una respuesta negativa ante la implementación del Plan PIVE, ya que, en su opinión, los países tienen autonomía para tomar sus propias decisiones y lo que se busca es mejorar la situación de la economía, a través de impulso y no sólo con restricciones.

"Este Plan va a marcar un antes y un después", afirmó Prieto, al tiempo que subrayó el "muy buen trabajo" realizado desde las principales asociaciones del sector del automóvil a la hora de trasladar al Gobierno la importancia de la automoción y de que España no puede tener unos niveles tan bajos ni industriales ni de ventas en este campo.