Publicado 19/09/2023 18:01

El proyecto Modalt busca conseguir baterías más ligeras para vehículos de altas prestaciones

Un proyecto trabaja en baterías más sostenibles, seguras, ligeras y duraderas para desbloquear la movilidad eléctrica en vehículos de altas prestaciones
Un proyecto trabaja en baterías más sostenibles, seguras, ligeras y duraderas para desbloquear la movilidad eléctrica en vehículos de altas prestaciones - ZELEROS/AIMPLAS

VALENCIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proyecto Modalt, en el que participan la valenciana Zeleros, el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), el Instituto CMT Motores Térmicos de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV) y ZIUR Composite Solutions, trabaja en baterías más sostenibles, seguras, ligeras y duraderas para desbloquear la movilidad eléctrica en vehículos de altas prestaciones.

Modalt validará un módulo de almacenamiento de energía de altas prestaciones fabricado con composites termoplásticos para integrarlo en packs de baterías modulares, según han informado las partes participantes en la investigación, que contribuirá a la electrificación de camiones, autobuses, aviones, barcos e incluso nuevos medios ferroviarios o 'hyperloop'.

Según han destacado en un comunicado, los avances en movilidad eléctrica están revolucionando la movilidad urbana y de corta distancia pero "existe una clara necesidad" de satisfacer las altas prestaciones que requiere la movilidad eléctrica para el transporte de larga distancia, ya sea por carretera (como deportivos, camiones o autobuses), aviación eléctrica, transporte marítimo, o para nuevos medios eléctricos ferroviarios o hyperloop.

Uno de los retos pendientes para aprovechar todo el potencial de la electromovilidad se encuentra en el desarrollo de tecnologías de almacenamiento de energía de altas prestaciones, como baterías, pilas de combustible, u otras alternativas tecnológicas emergentes.

El proyecto Modalt, liderado por Zeleros con la participación del resto de entidades, surge para afrontar este reto y acelerar el desarrollo y validación de tecnologías de movilidad eléctrica de alta potencia, "capacitando" a la industria para dirigirse a nuevas oportunidades de mercado.

Así, esta investigación industrial, que cuenta con la financiación de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), consiste en el diseño, prototipado, testeo y validación de un módulo de almacenamiento de altas prestaciones y su integración en packs de baterías modulares para aplicaciones de movilidad eléctrica de alta potencia y energía.

Según Daniel Fons, Program Technical Leader de Zeleros, "Modalt nos permitirá generar un conocimiento diferencial para poder desarrollar y fabricar baterías más sostenibles, ligeras, seguras, y con mayor durabilidad. El módulo de almacenamiento que estamos desarrollando contribuirá a desbloquear aplicaciones de vehículos electrificados de altas prestaciones, ya que su diseño cuenta con los requisitos de potencia, energía, rendimiento y operación que demandan estos vehículos".

Además, según el investigador en movilidad sostenible y del futuro en Aimplas, Guillermo Ulldemolins, desde el punto de vista de los materiales, el uso de composites termoplásticos permite que los materiales que conforman la parte estructural de las baterías, llegados al final de su vida útil, tengan un porcentaje de reciclabilidad superior al de los sistemas convencionales, contribuyendo a la circularidad del sector y convirtiéndolo en uno más sostenible y comprometido con el medio ambiente.

Asimismo, el tratamiento y procesado con matrices termoplásticas permite la incorporación de partículas conductoras e ignífugas, consiguiendo de esta manera propiedades tan importantes como el apantallamiento electromagnético y la resistencia al fuego. El refuerzo con fibras largas permite obtener materiales de alta rigidez, sin comprometer la resistencia al impacto.

Como resultado final del proyecto, se diseñará un módulo de almacenamiento validado en laboratorio con ensayos eléctricos, mecánicos y térmicos de forma experimental, simulando distintos ciclos de conducción.

La investigación está financiada por la Generalitat Valenciana a través de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), con la cofinanciación de la Unión Europea gracias al Programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027, dentro de la convocatoria de Proyectos Estratégicos en Cooperación de 2022.