La probabilidad de sobrevivir a un accidente en un coche actual duplica a la de uno de hace 12 años

Publicado 15/04/2015 11:30:37CET
Accidente de tráfico
DAMIÁN ARIENZA

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La probabilidad de sobrevivir por parte de los ocupantes de un vehículo moderno duplica a la de un vehículo de doce años, según el director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, Jesús Monclús, y uno de los creadores del informe 'El precio de la seguridad'.

El documento, que analiza el nivel de seguridad de los vehículos más vendidos en España en 2013 y el equipamiento de los doce modelos más demandados de diferentes marcas, apunta que los automóviles que se venden en España son cada vez más seguros.

Así, nueve de cada diez coches vendidos en España durante 2013 tenían la máxima calificación (cinco estrellas) en los tests de seguridad de EuroNCAP, lo que supone una cifra superior a los seis de cada diez contabilizados en 2008.

Sin embargo, el documento apunta que todavía existe un 10% de los coches que se venden en el mercado nacional que no cuentan con la máxima calificación en seguridad, ya que no disponen de los sistemas de seguridad activa y pasiva más avanzados.

Monclús destaca que si todos los vehículos tuvieran el mismo nivel de seguridad que los automóviles modernos se podrían salvar muchas vidas en España. Así, el estudio de Fundación Mapfre señala que en la actualidad existen diferentes estrategias de comercialización en las que la seguridad no tiene el mismo protagonismo.

En la primera de ellas están los coches de bajo coste, que tienen pocos dispositivos de seguridad avanzados de serie y con opcionales limitados. En esta categoría el acceso al máximo nivel de seguridad tiene un sobreprecio del 74%. En los segmentos de mayor tamaño el equipamiento de serie y el opcional es más completo en términos de seguridad.

Con el fin de aumentar la accesibilidad a sistemas de seguridad avanzados, el informe propone que los fabricantes de vehículos ofrezcan de serie o "al menos" como opción todos los dispositivos de seguridad en todas las variantes de sus coches, así como que las administraciones públicas fomenten la información sobre dichos dispositivos e incentiven su incorporación con rebajas fiscales.

Al mismo tiempo, el documento de Fundación Mapfre apuesta por que los concesionarios pongan a la venta y matriculen como kilómetro cero modelos que prioricen un alto contenido en seguridad a otros aspectos. También anima a las empresas de alquiler, renting, leasing y flotas de las administraciones públicas a que incluyan de forma progresiva cada vez más elementos de este tipo.

Para leer más