Los 45 municipios ofrecerán asistencia técnica a las familias en riesgo de desahucio

Lladó, Hernández e Illán
COMUNIDAD
Publicado 14/11/2018 12:04:41CET

La Comunidad celebra la primera jornada de formación del Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria y Vivienda de la Región de Murcia

MURCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria y de la Vivienda de la Región de Murcia (SOMH) contará con puntos de información en los 45 municipios, cuyos técnicos municipales proporcionarán la primera asistencia a las familias en riesgo de perder su vivienda por impago de hipoteca o del alquiler.

La extensión de este servicio regional al ámbito local es fruto de un acuerdo entre la Comunidad Autónoma y la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM), que pretende facilitar el acceso a este servicio regional gratuito que media y negocia con las entidades acreedoras y con los arrendadores.

El director general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, José Antonio Fernández Lladó, ha presentado este miércoles la primera de las cinco jornadas de formación y divulgación del SOMH a la que están convocados técnicos de los Ayuntamientos de Abanilla, Abarán, Alcantarilla, Alguazas, Archena, Beniel, Blanca, Ceutí, Cieza, Fortuna, Las Torres de Cotillas, Lorquí, Molina de Segura, Murcia, Ojós, Ricote, Santomera, Ulea y Villanueva del Segura.

El próximo miércoles, 21 de noviembre, se celebrará el segundo encuentro en Cartagena, al que seguirán otros en Lorca, Yecla y Caravaca de la Cruz.

"El Gobierno regional quiere acercar este servicio a los municipios y establecer canales de colaboración con ellos para evitar el drama que supone la pérdida de la vivienda", ha explicado José Antonio Fernández Lladó, que ha recordado la Comunidad Autónoma lleva prestando este servicio desde hace cuatro años.

Durante la jornada se han expuesto las distintas funciones que el servicio regional ofrece, que abarcan desde la orientación e información general, el asesoramiento jurídico-financiero a la familia hasta la mediación hipotecaria con entidades financieras. Esta última está encaminada a consensuar planes de reestructuración de la deuda, rebaja del tipo de interés, carencia de capital e intereses, quita, dación en pago y alquiler social a las familias más vulnerables.

El director general ha recordado la "imprescindible colaboración" de los colegios oficiales de abogados, procuradores, economistas y agentes de la propiedad inmobiliaria para prestar esta asistencia pública a las personas en riesgo de desahucio.

Además de las funciones del SOMH, durante la jornada se explicó a los técnicos el avance normativo respecto a los desahucios que se ha producido en los últimos años. Fernández Lladó ha indicado que la normativa actual asegura a las familias que estén en situación de "especial vulnerabilidad" mantener su vivienda puesto que el banco tiene la obligación de negociar con ellos, y además tienen derecho a un alquiler social.

"La nueva normativa estatal sobre protección para los deudores hipotecarios sin recursos, aprobada en marzo del año pasado, ha supuesto un gran avance", ha destacado el director, quien ha añadido que "se han ampliado los supuestos de suspensión de lanzamiento y se dio una moratoria hasta mayo de 2020 para los colectivos especialmente vulnerables".

SUBVENCIONES PÚBLICAS

Además del Servicio de Orientación y Mediación Hipotecaria, la Comunidad concede una serie de ayudas directas a las familias en situación de riesgo de desahucio.

El Gobierno regional ha puesto a disposición de las familias una nueva línea de subvenciones, enmarcadas en el Plan de Vivienda 2018-2021, que pueden ascender hasta 400 euros al mes para financiar el cien por cien del alquiler de una vivienda durante tres años.

Asimismo, la Comunidad mantiene una vía de colaboración con Cáritas y Columbares para financiar a familias sin recursos y en situación de especial vulnerabilidad el alquiler de sus viviendas para evitar el desahucio. A estas ayudas se suma la red de más de 3.000 viviendas públicas de la Comunidad destinadas a familias sin recursos y que son ocupadas en régimen de alquiler, en un 80 por ciento.

Contador