Actualizado 27/06/2007 22:17 CET

Abierto el plazo de solicitud de la Tarjeta Europea de Estacionamiento de la que se benefician 25.000 discapacitados

El programa de Respiro Familiar se pondrá en marcha en la residencia que Fundamifp tiene en Santiago de la Ribera aunque se irá ampliando

MURCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera en funciones de Trabajo y Política Social, Cristina Rubio, presentó hoy la nueva Tarjeta Europea de Estacionamiento, de la que podrán beneficiarse unas 25.000 personas con discapacidad y cuyo plazo de solicitud ya está abierto.

Así, se trata de una iniciativa que permitirá mejorar sensiblemente la calidad de vida de las personas con discapacidad física y psíquica y de sus familiares. Otra de estas medidas fue la de un novedoso programa de Respiro Familiar, según informó en un comunicado la Secretaría General de la Presidencia y Relaciones Externas.

En concreto, el programa de Respiro Familiar tiene carácter preventivo y permitirá aliviar la carga física y emocional que soportan los cuidadores habituales de personas con discapacidad psíquica severa y grave.

De este modo, se pondrá en marcha en la residencia que la Fundación Pro Discapacitados del Cuerpo Nacional de Policía (Fundamifp) tiene en Santiago de la Ribera y, progresivamente, se ampliará a otros centros residenciales de la Región, tanto de la Administración regional como gestionados por entidades colaboradoras.

El servicio, que podrá ser solicitado por cualquier ciudadano que tenga discapacitados psíquicos severos o graves a su cargo, se desarrollará los fines de semana y permitirá atender a 15 personas cada uno de esos fines de semana.

Entre las novedades, destaca que la Consejería sufragará el 70 por ciento del coste total del servicio, que asciende a 144 euros, por lo que el usuario tan sólo tendrá que pagar 40.

TARJETA EUROPEA DE APARCAMIENTO

Por otro lado, unas 25.000 personas con discapacidad física pueden solicitar ya la nueva Tarjeta Europea de Estacionamiento que la Consejería de Trabajo y Política Social ha establecido para aquellas personas que tengan reconocida una minusvalía con importantes problemas de movilidad.

Así, se podrán realizar un gran número de actividades cotidianas con mayor comodidad en su medio habitual. Para ello, la Consejería ha editado 30.000 guías explicativas de los detalles de uso de esta tarjeta en el resto de países de Europa.

La tarjeta de estacionamiento se puede solicitar y presentar en los ayuntamientos donde resida la persona interesada y, con ella, tendrán derecho a utilizar las plazas especialmente reservadas, estacionar además durante un tiempo superior al autorizado en los aparcamientos de tiempo limitado y el estacionamiento en lugares no permitidos, siempre y cuando no perjudiquen al tráfico.

Todos los trámites, excepto la valoración del grado de dependencia, si es la primera vez que se solicita la calificación, serán realizados por los técnicos de los distintos ayuntamientos de las ciudades en las que residan los usuarios.

De igual modo, las personas con movilidad reducida podrán solicitar en los ayuntamientos la reserva de plazas de aparcamiento en un lugar próximo al domicilio o puesto de trabajo pero la tarjeta no permitirá, en ningún caso, aparcar en zonas peatonales, dobles filas o vados permanentes.

Las personas que dispongan en la actualidad de autorizaciones semejantes podrán canjearlas por el nuevo indicativo, que deberá renovarse cada tres años en los propios ayuntamientos.