Se amplía el plazo para concluir las obras de rehabilitación y reconstrucción de viviendas

Publicado 14/10/2018 12:29:38CET

MURCIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las 3.312 familias beneficiarias de las ayudas concedidas por la Comunidad Autónoma para la rehabilitación y reconstrucción de sus edificios y viviendas de la Región dispondrán de más tiempo para ejecutar las obras de mejora en sus hogares, gracias a la ampliación del plazo realizada por el Gobierno regional y que se publicó recientemente en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

Por un lado, 1.840 familias podrán realizar hasta el 30 de junio de 2019 las obras de renovación y de reconstrucción de sus viviendas ubicadas en el centro urbano de los 20 municipios que se acogieron al programa de Área de Regeneración Urbana (ARRU) del anterior Plan Regional de Vivienda. El plazo se extiende hasta el 30 de septiembre del próximo año para justificar las actuaciones realizadas en las viviendas.

Esos municipios son Abarán, Albudeite, Alcantarilla, Blanca, Bullas, Cartagena, Cehegín, Ceutí, Fortuna, Jumilla, Lorca, Lorquí, Mula, Murcia, Ojós, Puerto Lumbreras, Santomera, Torre Pacheco, Totana y La Unión. Además, se favorecerán las viviendas sociales que la Administración pública tiene en los municipios de Abarán, Alcantarilla, Archena, Blanca, Ceutí, Cieza, Lorquí, Molina de Segura y Villanueva del Río Segura.

De igual modo, la Comunidad ha ampliado hasta el 31 de diciembre de 2018 el plazo para la ejecución de las obras subvencionadas para la rehabilitación de edificios en toda la Región y que están incluidas en el referido Plan. Un total de 1.472 familias se beneficiarán de esta medida.

El director general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, José Antonio Fernández Lladó, indicó que "se dan así más facilidades a las personas, con plazos más largos que les permitan concluir las obras que, sin duda, supondrán una mejora importante de sus hogares e incidirá en su calidad de vida".

Fernández Lladó subrayó que la finalidad de todas estas ayudas es "mejorar la conservación, la accesibilidad y fomentar la eficiencia energética en los hogares, a la vez que renovar las instalaciones y reconstruir otras viviendas".

Las subvenciones permiten realizar obras de reconstrucción de viviendas y desarrollar actuaciones de conservación (cimentación, estructura, instalaciones, cubiertas, azoteas, fachadas u otros elementos comunes), mejora de la calidad y sostenibilidad, y accesibilidad a los edificios, a las viviendas y locales.

También contribuyen al ahorro energético, con la sustitución de la carpintería y cerramientos de ventanas, instalación o renovación de los sistemas de calefacción y refrigeración, la mejora del aislamiento térmico de redes y la instalación de equipos que utilicen energía renovable.