La Arrixaca tendrá dos nuevos edificios, más habitaciones individuales y mejores tratamientos quirúrgicos y oncológicos

López Miras, en el centro, durante la presentación del Plan Director
EUROPA PRESS
Publicado 04/03/2019 12:11:02CET

López Miras presenta el Plan Director del centro sanitario, que contempla una inversión de 100 millones en los próximos 12 años

MURCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Plan Director de ampliación y reforma del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, que contempla una inversión de 100 millones de euros en los próximos 12 años, prevé la construcción de dos nuevos inmuebles, la reforma del edificio principal, ganar en capacidad quirúrgica para poder intervenir a más personas y hacerlo de forma más ágil y confortable, mejorar los tratamientos para los pacientes oncológicos y ampliar el número de habitaciones individuales, así como conseguir que muchos procesos ambulatorios del policlínico se resuelvan en un solo día.

Así lo ha hecho saber el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, durante la presentación pública del Plan Director, que ha valorado como "el mayor proyecto sanitario de la última década en la Región de Murcia". Se trata, añade, de un "proyecto estratégico para la Región de hoy y la del futuro", y ha garantizado que en su ejecución se va a evitar que "en ningún momento se vea afectada la asistencia que se presta a los pacientes".

En su opinión, "es un proyecto con el que crecemos en salud y que contribuye a una Sanidad más humanizada, moderna, eficiente, más resolutiva y adaptada a las necesidades regionales". López Miras ha señalado que todas las actuaciones previstas en el Plan Director "supondrán una transformación global del complejo hospitalario y contribuirán a que la Arrixaca siga estando en la vanguardia".

La Arrixaca es el centro en el que se atienden las patologías más complejas de la Región en especialidades como cirugía cardiovascular, cirugía torácica, neurocirugía o medicina nuclear, y es también referencia a nivel nacional atendiendo en algunos procesos clínicos a pacientes del resto de regiones de España e incluso de Europa. También es puntera en la investigación para la búsqueda de tratamientos en enfermedades que hoy no tienen cura y es el primer hospital de España en trasplantes realizados y en nacimientos.

FASES DEL PLAN DIRECTOR DE LA ARRIXACA

El Plan Director de la Arrixaca, presentado este jueves por el presidente de la Comunidad, es un proyecto global que aglutina las actuaciones que se deben emprender en los próximos años de forma ordenada y coordinada. Se compone de cuatro fases de gran complejidad, pero que ya se han proyectado, de manera que "en ningún momento la atención a nuestros pacientes se vea afectada", dijo López Miras.

La primera fase consistirá en la elevación de un edificio sobre el solar situado en la parte trasera izquierda del complejo hospitalario, bien conectado con el resto de edificios y muy accesible para los pacientes del futuro Hospital de Día. Ese edificio albergará los servicios asistenciales que necesitan ser reubicados, tales como el Hospital de Día Médico y Oncohematológico, el Bloque Quirúrgico, la ampliación del policlínico, el Servicio de Oftalmología y las nuevas habitaciones para hospitalización.

La segunda fase es la construcción de un edificio en la parte trasera derecha del solar, que albergará la mayoría de los servicios diagnósticos del hospital, como Farmacia, Anatomía Patológica, laboratorios de análisis clínico, microbiología, inmunología y hematología, así como la central de esterilización. Por tanto, esta fase afecta a servicios muy tecnológicos que se integrarán en un edificio diseñado con la máxima eficiencia para minimizar el consumo de estas complejas instalaciones.

La tercera y la cuarta fase afectan al edificio principal de la Arrixaca, el del Hospital General. En la tercera fase se aprovechan todos los espacios desalojados por los servicios técnicos (farmacia y laboratorios, entre otros) para mejorar los espacios asistenciales de urgencias, consultas externas o servicios diagnósticos que requieren presencia del paciente como endoscopias, entre otros.

Finalmente, en la cuarta fase se actuará sobre las áreas destinadas a hospitalización general desalojando servicios administrativos para ganar capacidad para habitaciones individuales, necesarias debido a que muchos tratamientos de los que se realizan en la Arrixaca requieren privacidad y, en algunos casos, el aislamiento del paciente.

Contador