Ayuntamiento Murcia cierra 2018 con un remanente de 207.000 euros y unas cuentas saneadas

El concejal de Hacienda, Contratación y Movilidad Urbana, Eduardo Martínez-Oliva
AYUNTAMIENTO DE MURCIA - Archivo
Publicado 28/02/2019 10:36:33CET

MURCIA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia ha cerrado 2018 con un remanente de tesorería de 207.429 euros, que afianza su condición económica saneada y se destinará íntegramente a reducir la deuda financiera.

El dato, que ha dado a conocer en la Junta de Portavoces el concejal de Hacienda, Contratación y Movilidad Urbana, Eduardo Martínez-Oliva, se desprende del informe emitido por el servicio de contabilidad referido a la liquidación presupuestaria del Ayuntamiento.

Este documento es el paso previo a la elaboración del balance consolidado, que se conocerá una vez hayan aprobado sus cuentas el Patronato Ramón Gaya y Urbamusa.

El remanente de tesorería para gastos generales es un indicador de la liquidez de la entidad que se complementará con el informe que elabore el servicio de Intervención respecto a los indicadores de la salud financiera del Ayuntamiento: cumplimiento de estabilidad, regla de gasto y límite de deuda.

Según los datos expuestos por Martínez-Oliva, el número de facturas tramitadas el pasado año en el Ayuntamiento fue de 30.919, el 84,77%, de las que se presentaron en formato electrónico, frente al 61,15% que representaron el año pasado.

Por otra parte, el periodo medio de pago a proveedores se situó en diciembre de 2018 en 14 días, mientras el mismo mes de 2017 se tardaba en pagar 18 días y en 2016 fueron 21 días. La media de las corporaciones locales se sitúa en torno a 75 días.

Con estos datos, el Ayuntamiento cerró 2017 y 2018 con un remanente de tesorería positivo y una reducción del endeudamiento municipal del 25% desde 2014.

Tanto la deuda a largo plazo como a corto se redujo en los últimos cuatro años de 229,7 a 182,5 millones de euros. La deuda financiera consolidada se sitúa actualmente en el 48,6% (sin imputación del tranvía), mientras en 2014 era del 63,4%, muy lejos del límite del 110% que establece la ley.

La imputación de la deuda del tranvía en 2016 -se encuentra pendiente de resolución el contencioso presentado por el Ayuntamiento- provocó un incremento hasta situarse en el 101%, y tan solo dos años después ha disminuido hasta el 92,5%.

"Esta eficaz gestión en el ámbito económico-financiero se ha realizado sin menoscabo de los servicios públicos municipales", recuerda Martínez-Oliva, quien insiste en que por sexto año consecutivo el Ayuntamiento "ha reducido la presión fiscal de los contribuyentes con la rebaja de todos los impuestos, tasas y precios públicos durante la actual Corporación".

Contador