Ayuntamiento Murcia concluirá este año primer inventario del patrimonio histórico, etnográfico y cultural de la huerta

Publicado 12/04/2019 13:50:36CET

MURCIA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia concluirá este año el primer inventario del patrimonio histórico, etnográfico, paisajístico y cultural de la huerta, del que formarán parte casas torres, chimeneas, aljibes o norias.

El catálogo incluirá un estudio histórico, propuestas de actuación y posibilidades de puesta en valor de ese patrimonio. Junto a las construcciones, también se incorporará bienes susceptibles de conservación por su carácter etnográfico o por su valor medioambiental o simplemente por tratarse de elementos costumbristas de la vida tradicional del ámbito no urbano.

La Junta de Gobierno ha adjudicado en su reunión de este viernes la elaboración de un inventario de edificios, elementos localizados in situ, yacimientos arqueológicos y unidades de paisaje del patrimonio de la huerta y el campo de Murcia, cuya finalidad es garantizar su protección y conservación. La iniciativa está promovida por la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente, Agua y Huerta, que dirige Antonio Navarro.

El objetivo es preservar no solo los edificios significativos, sino también los elementos localizados in situ relacionados con las actividades de interés en el ámbito de la explotación humana de la huerta y el campo, así como la expresión paisajística de esa forma de vida.

El catálogo actual, que data de 2001, incluye las construcciones que presentan un interés histórico, artístico o arqueológico, pero no otros bienes susceptibles de conservación por su carácter etnográfico o por su valor medioambiental o simplemente por tratarse de elementos costumbristas de la vida tradicional del ámbito no urbano.

De esta forma, el inventario que ahora comenzará a elaborarse contendrá casas solariegas, casas torres, viviendas de corte tradicional, edificios anexos, palomares, portadas, porches, molinos, almazaras, fábricas, chimeneas, fuentes, balsas, aljibes, acueductos, minas de agua, canalizaciones, puentes y pasos sobre acequias, estructuras significativas de cauces de acequias, puntos significativos de entronque de riego, norias, ceñas, azudes, embalses, cruces de caminos, hornacinas, ermitas, hornos, caleras, canteras, minas, hornos morunos, vallados, relojes de sol, lavaderos y pilas, escudos o placas.

Además, se incluirán aquellos elementos, hitos o espacios singulares de carácter ambiental ligados al desarrollo tradicional de estas zonas, tales como árboles y arboledas, conjuntos arbóreos, sotos y riberas del río Segura, caminos tradicionales miradores o elementos geológicos singulares.

Del mismo modo, en lo que se refiere a las unidades de paisaje, se tendrá en cuenta todos aquellos elementos de valor geoecológico y visual que marquen su identidad, siempre en relación con el patrimonio histórico cultural, incluyendo viales, parcelario o sistema de producción. Igualmente, el catálogo patrimonial recogerá los yacimientos arqueológicos.

Cada elemento dispondrá de una ficha individual que recogerá su número de catalogación; denominación; localización; propiedad; uso; tipo de edificio, elemento, yacimiento o unidad de paisaje; grado de protección que deberá establecerse como 1, 2 y 3; estudio histórico o socioeconómico; descripción detallada, junto con el estado de conservación, medidas urgentes de actuación; posibilidades de puesta en valor; delimitación de su área inmediata de protección; planimetría y fotografías.

Estas fichas del catálogo se cumplimentarán con un trabajo de campo de comprobación de toda la documentación, que se incorporará en un sistema de información geográfica (SIG).

La última fase consistirá en la elaboración de una memoria que contenga un estudio histórico de los edificios, elementos localizados in situ, yacimientos arqueológicos y unidades de paisaje, incluyendo la correspondiente documentación gráfica, documental y planimétrica, además de propuestas de actuación y de posibilidades de puesta en valor de ese patrimonio.

El servicio ha sido adjudicado a Patrimonio Inteligente S.L con un presupuesto de 67.073 euros y un plazo de ejecución de los trabajos de 5 meses.

La dirección facultativa de este inventario será triple, estando a cargo de modo conjunto por un arqueólogo, un arquitecto y uno de los siguientes técnicos: ingeniero de montes o agrónomo, geógrafo, biólogo o técnico medioambiental.

Contador