La caseta de Navidad de Jesús Abandonado de Santo Domingo cumple 25 años

María del Carmen González (segunda por la derecha)
FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO
Publicado 16/12/2018 10:59:33CET

Los productos en venta se realizan a lo largo de todo el año en el Centro de Acogida como terapia para las personas residentes

MURCIA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La caseta de Navidad que la Fundación Jesús Abandonado dispone en la Plaza Santo Domingo de Murcia cumple 25 años. Surgió como iniciativa para estimular a los usuarios del Centro de Acogida, poco a poco se sumaron voluntarios, se profesionalizaron materiales y productos y lo que fue un pequeño kiosco en sus inicios ha pasado a ser a una caseta con grandes dimensiones. Toda una "satisfacción" para usuarios, voluntarios y profesionales de Jesús Abandonado.

Y es que, según detalla María del Carmen González, patrona de la Fundación y responsable de la Caseta de Navidad, de los talleres de Jesús Abandonado salen todos los productos de artesanía realizados con madera, cerámica y mimbre que se venden posteriormente en la caseta sito en la Plaza de Santo Domingo.

En el año 2018 han participado un total de 94 personas en los talleres ocupacionales y en el de teatro terapéutico, germen de lo que luego ha sido la compañía de teatro MÁS.

El programa de talleres de recuperación personal y establecimiento de hábitos tienen los fines propios de la terapia ocupacional: Recuperar salud y buenos hábitos de las personas acogidas en Jesús Abandonado, acentúa María del Carmen González. Así, se trata de recuperar a la persona en sus actividades de la vida diaria, su salud y funcionalidad capacitándole para lograr mayor grado de inserción.

Además se dispone de un taller de teatro que en sinergia con el plan de intervención de cada persona, desarrollado junto a un profesional, y con el programa de salud mental, "trata de motivar de tal manera que se produzcan cambios visibles en su recuperación personal".

Posteriormente, aprovechando los resultados de la artesanía elaborada por las personas sin hogar, se desarrolla una sensibilización social promocionando los productos obtenidos, de forma solidaria y sin ánimo de lucro, en mercadillos y ferias, incluyendo la tradicional caseta de Navidad que se instala todos los años en la Plaza de Santo Domingo.

Entre los productos de carpintería, cajas, bandejas, mobiliario para muñecos; en cestería, toda clase de cestos y en cerámica, platos, árboles de Navidad o tazas. Aunque son conocidos sus calendarios de mesa, gratuitos, de los que han impreso 6.000 ejemplares.

La responsable de la Caseta anima a los murcianos a acudir y colaborar con la Fundación y recuerda que Jesús Abandonado no pide por las casas ni da lotería.

La caseta, de la que se encargan voluntarios de la Fundación, está abierta de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas hasta el próximo 5 de enero.