CCOO considera "lamentables" las declaraciones de Cachá, "eximiéndose de responsabilidad por su ineficiente gestión"

Publicado 05/11/2018 14:39:34CET

MURCIA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Enseñanza considera "lamentables" las declaraciones de la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, en sede parlamentaria, "eximiéndose de responsabilidad por su ineficiente gestión" al frente de la educación murciana.

En comunicado de prensa, el sindicato enfatiza que la dotación de las infraestructuras educativas, la disminución de la carga lectiva del profesorado y la disminución de las ratios alumando/aula en todos los niveles educativos "son prioridades del sistema educativo regional para las que no caben excusas".

Según CCOO, la consejera de Educación viene a reconocer lo que han ha estado exigiendo desde hace años, "la necesidad cada vez más perentoria de abordar un plan de renovación y ampliación de las infraestructuras educativas, devolver las cargas lectivas del profesorado a los niveles anteriores a los recortes recuperando las plantillas docentes y disminuir la ratio alumnado/aula para garantizar una atención individualizada del alumnado".

Sin embargo, ha continuado, "la consejera se manifiesta incapaz de abordar estos retos excusándose en una supuesta infrafinanciación de la Comunidad Autónoma". Para CCOO Enseñanza los argumentos de la consejera de Educación "son excusas de mal pagador".

A juicio del sindicato, "no parece que la insuficiente financiación haya sido determinante para no llevar a cabo medidas privatizadoras de la enseñanza regional, medidas que, favoreciendo la enseñanza privada, han contribuido a deteriorar la enseñanza pública. Y si no para muestra basta el botón de la concertación de los bachilleratos y la FP en los centros privados de la región. Para esto si ha habido dinero y no han existido insuficiencias de financiación".

Sus declaraciones son "surrealistas y estupefacientes", ha insistido CCOO, "si la consejera no se considera capacitada para gestionar la educación murciana con los amplísimos recursos disponibles, bien haría renunciando a su puesto y dejando que asuma esas funciones alguien que sí se considere en condiciones de gestionar el sistema educativo desde la perspectiva del interés general".