Publicado 04/02/2021 11:25CET

El CIE de Murcia acumula cuatro casos positivos de Covid-19, según Convivir Sin Racismo

El Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) de Sangonera la Verde (Murcia).
El Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) de Sangonera la Verde (Murcia). - EUROPA PRESS - Archivo

La ONG pide el cierre de estos centros, la "liberación" de los internos y el fin de las deportaciones

MURCIA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde, en Murcia, registra hasta el momento cuatro casos positivos de coronavirus entre sus internos, según ha comunicado Convivir Sin Racismo, que alerta de que este espacio "no cumple con las recomendaciones sanitarias básicas", por lo que pide su cierre.

La ONG ha explicado que el primer positivo fue detectado el pasado domingo, 31 de enero, y desde entonces se han contagiados cuatro personas. Todas guardan cuarentena en un recurso de acogida de la Comunidad mientras el resto de internos "permanece encerrado" en el CIE, ha apuntado la organización.

En este sentido, Convivir Sin Racismo ha indicado que las personas que se encuentran allí "han sido contactos estrechos" de los positivos, y "tienen un alto riesgo, independiente de los resultados de las pruebas realizadas hasta ahora, de padecer enfermedad por coronavirus".

"Nos parece un atentado contra el derecho a la salud, así como una tergiversación de todos los protocolos sanitarios, que estas personas sigan en el CIE en vez de implementar medidas urgentes para proteger su salud", ha señalado la ONG.

Al hilo, ha recordado que ya ha comunicado "en múltiples ocasiones" al Juzgado de Control que el espacio "no cumple las condiciones mínimas de higiene, ni existen posibilidades de mantener el distanciamiento social ni las recomendaciones sanitarias básicas para evitar contagios".

A esto ha sumado que en su último escrito de queja al Juzgado puso de relieve que los internos se han quejado porque "no se les facilitan mascarillas para poder cambiárselas diariamente".

"Esta situación, además de un riesgo evidente para la salud de los internos, supone la vulneración de muchos otros de sus derechos, puesto que se han prohibido las visitas, impidiendo así el contacto con sus familiares e imposibilitando la asistencia letrada, lo que supone una situación de desprotección legal".

Convivir Sin Racismo ha añadido que, para combatir el avance del Covid, los internos están completamente" encerrados "en sus celdas", unos espacios pequeños, sin posibilidad de ventilación correcta, que no cuentan ni siquiera con un váter y mucho menos con una mesa o una silla".

Se trata, a su juicio, de "un castigo brutal y desproporcionado para unas personas que no han cometido ningún delito, siendo tratados de forma inhumana por su perfil racial y de origen".

Por todo ello, ha exigido "soluciones inmediatas" que "eviten el sufrimiento y el riesgo para la salud y la vida de las personas", y esto pasa, a su juicio, por el cierre de los CIE, la "liberación" de los internos y su traslado a un recurso de acogida, y el fin de las deportaciones.

Para leer más