La Comunidad habilita plazas de emergencia ante la llegada en los últimos días de menores a las costas de la Región

Visita menores extranjeros
CARM
Publicado 30/10/2018 14:41:14CET

Actualmente, más de 250 menores extranjeros no acompañados son acogidos en los centros de la Comunidad Autónoma

MURCIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha tenido que habilitar 68 nuevas plazas de emergencia para el acogimiento de menores ante la llegada de pateras a las costas de la Región de Murcia en los últimos tres días. La Comunidad Autónoma acoge en la actualidad en sus centros a 258 menores extranjeros no acompañados (menas).

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, junto a la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, y al obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, ha visitado este martes la residencia Virgen del Mar de San Pedro del Pinatar, un recurso de emergencia en el que residen 20 menores extranjeros, que ha sido cedido por el Obispado.

En la visita, Violante Tomás ha indicado que la Consejería ya ha acogido en este año a un total de 413 menores, "aunque muchos viajan a otras provincias o son reclamados por sus familiares". Según ha explicado, "en la Región de Murcia nadie queda desatendido, esta labor de acogida se está financiando con 3,3 millones de fondos propios de la Comunidad".

El Gobierno regional reclama al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social la financiación que le corresponde, con criterios objetivos, por la labor que realiza de acogimiento de menores extranjeros no acompañados que llegan hasta la Región.

"Es necesario tener en cuenta los menores efectivamente atendidos y establecer algún mecanismo de contraste de datos", ha añadido Violante Tomás, quien ha señalado que "mientras esto se produce, y ante la discrepancia de cifras, deben tenerse en cuenta los facilitados por las comunidades".

En la Mesa de Coordinación Interterritorial, las regiones ya manifestaron de forma generalizada la disconformidad con las cifras que manejaba el Ministerio para el reparto de fondos, según ha apuntado la consejera.