La Comunidad recupera y libera en el medio natural más de 500 animales desde el inicio del año

Rosauro y una de las técnicas con un ejemplar de gallineta común
GOBIERNO REGIONAL
Publicado 14/08/2018 13:21:33CET

MURCIA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle (Murcia) ha recuperado y liberado en el medio natural un total de 512 animales desde el pasado mes de enero, de los casi 2.000 ejemplares de fauna autóctona viva que ha recibido en sus instalaciones para su tratamiento y recuperación.

Destaca el tratamiento y liberación de 231 ejemplares que llegaron con alguna lesión como 45 cernícalos, 17 alcaravanes y un gran número de rapaces nocturnas, sobre todo mochuelos, búhos reales, búhos chicos y chotacabras. También se devolvieron a su hábitat un gran número de erizos, culebras y alguna garza real, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Dentro de los hitos de la actividad de este año, sobresale la liberación la pasada semana de un ejemplar de águila real que ingresó electrocutada y que, tras su recuperación, fue radiomarcada para hacerle un seguimiento. Asimismo, y coincidiendo con la época estival, se soltaron 281 aves que ingresaron como huérfanos al abandonar prematuramente el nido, sobre todo vencejos, aviones comunes, gorriones y mirlos comunes.

La directora general del Medio Natural, Consuelo Rosauro, ha agradecido la "colaboración de decenas de personas que al encontrarse ejemplares de fauna silvestre en situación delicada avisan o los entregan para su rehabilitación al Centro de Recuperación, que cada año aumenta el número de ejemplares tratados y recuperados".

Asimismo, en el balance que ha realizado la directora general de Medio Natural con parte del equipo de Centro, se destacó que este año se han liberado un críalo, varias oropéndolas, una carraca, varios chorlitejos chicos y pitos reales.

Los últimos ejemplares liberados tras su paso por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle han sido una hembra juvenil de tejón, cinco cernícalos y varios mirlos.

Rosauro ha explicado que la actividad de este Centro, que cuenta con cofinanciación de Fondos Feder, "permite todos los años salvar la vida y reintroducir en el medio natural a cientos de ejemplares de fauna silvestre, así como concienciar a las personas de la necesidad de preservar nuestra riqueza natural".