Las empresas familiares mejoran sus resultados apoyadas en la exportación y refuerzan su apuesta por competitividad

Presentación Barómetro de la Empresa Familiar
EUROPA PRESS
Actualizado: martes, 16 julio 2013 13:27

Uno de cada cinco ha mejorado sus ventas y siete de cada diez mantienen o ha aumentado el número de trabajadores


MURCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las empresas familiares advierten un cambio de tendencia en la situación económica. Así lo refleja el último barómetro elaborado por la Cátedra de Empresa Familiar y la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (Amefmur), que refuerza la línea ya apuntada en el anterior y muestra los mejores resultados desde 2010 tanto sobre la economía española como regional.

Y es que, dentro de un contexto complicado en el que el 48 por ciento de las empresas encuestadas cree que ha empeorado la situación, emerge un 13 por ciento para quienes ha mejorado y un 24 por ciento que considera que la economía irá a más en el próximo semestre.

En este primer semestre del año, sigue destacando el comportamiento de las exportaciones, con un 18 por ciento de las empresas aumentando su actividad en el extranjero, aunque la variable que más crece en este semestre es el volumen de ventas.

Según el barómetro, una de cada cinco empresas (20%) ha aumentado sus ventas y la previsión es que en los próximos meses esta cifra crezca hasta el 30 por ciento, ha señalado en rueda de prensa el director de la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum, Ángel Meroño, acompañado de la vicepresidenta primera de Amefmur, Isabel Sánchez; la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Murcia, Isabel Sánchez-Mora y el director territorial de BMN, Juan Antonio Campillo.

Al tiempo que ha resaltado que, a pesar de que los indicadores colocan a la economía de la Región por debajo de la media nacional, el Índice de Confianza Empresarial de las empresas familiares sube por segundo semestre consecutivo situándose en -21,2 puntos, similar al de las empresas murcianas en general y por encima del resultado medio que muestra el conjunto del país.

Entre los aspectos que más preocupan a las empresas familiares se encuentran la demanda, señalado por un 85 por ciento, el acceso a la financiación (48%) y el aumento de la presión competitiva (45%), "que es cada vez más fuerte".

A lo que se unen dos grupos más, la preocupación por el modelo de negocio y comprende control de costes, innovación y la necesidad de reforzar una serie de valores relacionados con la reputación, la perseverancia o el compromiso.

El segundo grupo de aspectos se relaciona con factores externos vinculados al marco legal y la protección jurídica, ha apuntado Meroño, quien ha añadido que en el diseño de la estrategia, los dos aspectos más importantes para las empresas son los costes (74%) y la calidad (49%), éste último sufre un descenso de once puntos en relación al primer semestre de 2012.

A la vez que ha destacado el comportamiento de la Agricultura y las Actividades inmobiliarias en 2012, con crecimientos del 5,5 y del 1,8 por ciento, respectivamente, por encima de los equivalentes nacionales (2,2 y 0,1%). Este último contrasta con la caída del 9 por ciento del sector de la Construcción. A lo que se añade el descenso del 4,1 por ciento de la Industria manufacturera y el 0,8 por ciento del sector Servicios o que mientras en España las exportaciones extracomunitarias crecen hasta marzo casi un 11 por ciento, en la Región caen un 18,2 por ciento. Pero las intracomunitarias, crecen un 9,5 por ciento en Murcia y caen casi un 2 por ciento en España.

Tras lo que ha resaltado que en este semestre se han superado dos grandes riesgos (el abismo fiscal de EE.UU. y el riesgo de la ruptura euro) y que se está inmerso en una recuperación a tres ritmos (países emergentes como China con un crecimiento del 3%; EE.UU. y Japón, con crecimientos del 1,9 y 1,6 por ciento, respectivamente y el estancamiento de la zona euro).

A pesar de que en 2013 el crecimiento será negativo en España (-1,3 por ciento) y la Región de Murcia (-1,5 por ciento), el director de la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum ha afirmado que 2014 "será la vuelta al crecimiento".

Aunque es cada vez más evidente, ha manifestado, que la Región precisa de ajustes y cambios estructurales de mayor calado "para conseguir retomar la senda del crecimiento" y eso es algo en lo que todos los agentes económicos, particularmente la Administración regional y los empresarios, "deben implicarse".

PERSPECTIVAS FUTURAS

Las empresas familiares siguen preocupadas por la reactivación de la demanda, el consumo y por el acceso a la financiación. En un segundo nivel se sitúan las transformaciones que están acometiendo en términos de cambios organizativos (control de costes, reputación, innovación o competitividad), la evolución de la economía, la morosidad y la existencia de un marco legal que evite competencia desleal y que proporcione seguridad jurídica.

Por lo que, en la presentación de la novena edición de este estudio, han recordado que las empresas familiares representan el 85 por ciento del tejido empresarial y que genera el 70 por ciento del PIB y solicitado apoyo "para hacer realidad el resurgimiento de la actividad", por ello, es preciso que la financiación "sea real".

Así, han citado a Albert Einstein, "la vida es como andar en bicicleta. Para mantener el equilibrio debes seguir en movimiento" y aplaudido "con cautela" la Ley del Emprendedor "pero también hay que mimar a la empresa familiar tradicional".

Por último, han resumido que hay una situación de mejoría, y aunque el crecimiento es lento, "se están sentando una bases sólidas y sostenibles".

FORMACIÓN FLEXIBLE

Además en este barómetro se ha analizado la formación de forma monográfica. Aunque las empresas familiares reconocen su importancia, sin embargo, la mayoría confían sobre todo en la identificación con la cultura de la empresa. "Si a este factor se añade la falta de tiempo, el resultado es que se prefieren acciones de corta duración confiando más en el aprendizaje interno", ha apuntado Ángel Meroño.

En este contexto, los autores del barómetro creen que hay un amplio margen de mejora en las empresas familiares en formación. No obstante, han señalado, el diseño de acciones formativas debe tener en cuenta sus particularidades en dos sentidos. El primero, en la consideración de la idiosincrasia de la empresa familiar y, el segundo, la flexibilidad.

En este sentido, el director de la Cátedra de Empresa Familiar ha anunciado que siguiendo estos principios se ha diseñado, en colaboración con Amefmur, el primer Master en Desarrollo de Empresas Familiares.

Esta acción formativa tiene un carácter práctico recogiendo la experiencia de más de siete años formando a empresas familiares y presenta una estructura modular que permite su realización en diferentes cursos académicos.

Los resultados del barómetro se han obtenido tras realizar 111 entrevistas personales con las empresas familiares más representativas del tejido económico regional.