Una familia murciana necesitará el 34% de su sueldo para pagar una semana de vacaciones en la costa

Publicado 17/06/2015 11:48:18CET
Playa
DAVID RAMOS/GETTY

El alquiler medio en primera línea de playa sube un 7% este verano, según TecniTasa

Los precios más elevados, en playas de Ibiza y Sotogrande, frente a Galicia, con destinos más económicos

MADRID/MURCIA 17 (EUROPA PRESS)

Una familia murciana necesitará el 34 por ciento de su sueldo de un mes para pagar una semana de vacaciones en la costa, frente al 27 por ciento de la media o el 37 por ciento de Extremadura, según el informe anual sobre el alquiler en la costa verano 2015 que elabora TecniTasa, y que lo sitúa en 595 euros, frente a los 552 de 2014, que señala que el precio medio del alquiler en primera línea de playa sube un 7 por ciento este verano.

El lugar más caro para veranear es la Playa de'n Bossa, en Ibiza, donde un apartamento de 70m2 asciende a los 1.680 euros por semana, mientras que el más barato se localiza en Lugo, donde se puede alquilar un apartamento de 60m2 sin superar los 200 euros por semana.

Según este análisis, si se cruzan estas tarifas con la renta media neta mensual por hogar en España (2.179 euros), una familia española necesitará el 27% de su sueldo de un mes --frente al porcentaje del 25% en 2014--, para pagar una semana de vacaciones en la cosa.

En comunidades como Extremadura (37%), Murcia (34%), Canarias (33%) o Andalucía (335) las familias deberán hacer un esfuerzo mayor, mientras que en otras como País Vasco o Navarra destinarían entre un 21% y un 22% de su sueldo mensual al alquiler de una semana de vacaciones en la costa.

No obstante, la oferta de alquileres en las localidades costeras es "muy heterogénea" y por lo tanto, los precios de las viviendas vacacionales varían en función de aspectos como la tipología, la superficie, las dotaciones de las urbanizaciones o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje.

Pese a ello, según las viviendas tasadas por la entidad existe una tendencia al alza en los precios del alquiler semanal en primera línea de playa. "Los precios en los alquileres vacacionales están empezando a subir, con subidas moderadas cambiando radicalmente la tendencia que hemos venido experimentando en los últimos años", ha afirmado el director técnico de TecniTasa, Fernando García Marcos.

BARCELONA, ALICANTE Y ALMERÍA, LOS MAYORES INCREMENTOS.

Por provincias, Barcelona, Alicante y Almería son las que muestran los mayores incrementos. En Torrevieja (Alicante) el precio de alquiler semanal más económico sube un 23% con respecto al verano pasado y en Almería la subida roza el 30% en primera línea de playa.

Castellón es sin embargo la provincia que muestra el mayor descenso general en los precios de su costa. En playas como Alocebre, Oropesa o Moncófar bajan los precios de rentas vacacionales más de un 20%. Como ejemplo, en esta última localidad un apartamento de 60m2 en primera línea pasa de costar 400 euros a la semana a 300 euros.

También se detectan descensos en zonas playeras tradicionalmente caras para veranear como Hondarribia en Guipúzcoa o el Sardinero en Santander, que registró el año pasado el alquiler vacacional más elevado. En esta zona el costa del alquiler semana en primera línea de playa por metro cuadrado es de 11,20 euros, frente a los 13,15 euros del verano de 2014.

Por localidades, los destinos más asequibles se encuentran en las playas de A Coruña (Esteiro, Portosin, Boiro, Muros, Riberia), Lugo (Burela o Vicedo), Las Palmas (Playa de las Canteras) o Valencia (Oliva), donde se pueda alquilar un apartamento de entre 40 y 90 m2 sin superar los 290 euros por semana.

Por encima de la media nacional, lo más caro además de Ibiza (E'n Bossa en San Josep Sa Talaia por 1.680 euros/semana) figuran Cala Martina en Santa Eulalia Riu (1.629 euros/semana), Sant Antoni (1.524 euros/semana), Sotogrande en Cádiz (1.500 euros/semana) y Hondarribia (1.325 euros/semana).

Para leer más