Publicado 26/02/2021 13:46CET

Fundación Isidora Duncan recuerda que solo quiere "igualdad" y ve un "avance" la ley regional de familias monoparentales

Comparecencia de María García Álvarez, representante de la Fundación Isadora Duncan
Comparecencia de María García Álvarez, representante de la Fundación Isadora Duncan - ASAMBLEA REGIONAL

CARTAGENA (MURCIA), 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La representante de la Fundación Isadora Duncan, María García Álvarez, califica de "avance muy importante después de tantos años" la Proposición de ley por la que se regula el reconocimiento de la condición de familia monoparental en la Región de Murcia. Así lo ha manifestado durante su intervención en la Comisión de Sanidad y Política Social de la Asamblea Regional.

"Desde la Fundación llevamos muchos años pidiendo una regulación de una familia monoparental, venimos de una etapa en la que no teníamos un libro de familia", ha manifestado María García. La representante de Isadora Duncan ha destacado que empezaron a trabajar en una recogida de firmas y en el desarrollo de un decálogo para familias monoparentales.

Dicho decálogo recoge la solicitud de mecanismos que faciliten el acceso al trabajo y que tengan en cuenta un salario digno; acceso gratuito y real a una educación universal hasta los 16 años; que la ley de conciliación laboral y familiar contemple a las familias monoparentales, entre otros aspectos.

"No queremos conseguir privilegios, solicitamos igualdad con las otras familias y que estar sola no se convierta en un pecado", ha reivindicado la representante de Isadora Duncan. Asimismo, García ha afirmado que el Consejo del Poder Judicial contempla que cuando se separa una pareja tiene que contar los ingresos de los dos, "pero si la mujer recibe una ayuda social se contempla como ingreso", ha dicho.

Además, María García ha manifestado que "no queremos que se nos visibilice solo con la pobreza canónica. La familia monoparental no es igual a la pobreza, la pobreza no es igual a la exclusión social", ha reivindicado.

Sin embargo, aunque en términos generales se posicionan a favor de la Proposición de ley, han destacado algunas medidas que consideran "escasas". Para disfrutar de las desgravaciones finales "tienes que ganarlas antes", ha manifestado María García. "Las familias mono, por desgracia, casi siempre al depender de una mujer que, independientemente del nivel formativo, trabaja en empleos feminizados como el cuidado de personas o teleoperadoras, y donde el salario es más bajo", ha destacado.

Del mismo modo, la representante de Isadora Duncan ha manifestado que "qué pasa cuando el cabeza de familia con una discapacidad del 65% tiene solo un descendiente en vez de dos para acceder a la categoría especial. El 65% nos parece un porcentaje alto que debería rebajarse al 33%".

Ante la comisión, también ha comparecido el letrado Nicolás Valero Lozano, por su experiencia como abogado del Estado en la agencia tributaria durante años. Valero ha afirmado que "no existe una ley de familias a nivel nacional, pero la agencia tributaria se ha preocupado con mucho detalle desde el principio en regular determinadas situaciones sociales que aún no están reguladas por la materia que debería".

El letrado ha manifestado que "el concepto no es la familia, sino la necesidad" y que "los poderes públicos tienen que dar un paso más. Esta triste situación que vivimos lo está demostrando, es la necesidad lo que obliga a los poderes públicos a actuar. Ustedes tienen obligación como legisladores de impulsar una ley que regule el apoyo de los poderes públicos a las familias", ha dicho dirigiéndose a los miembros de la Cámara.

Nicolás Valero ha afirmado que "es incompleto eso que se dice de que las familias numerosas tienen unas ventajas y las monoparentales no, porque jurídicamente es incompleto porque hay monoparentales numerosas también".

Asimismo, ha destacado que estamos viendo que esa necesidad está dando lugar a que actúe "la caridad o la buena vecindad, que sea el buen vecino que ayude al padre o la madre cuando se va a trabajar y cuida del niño".

Para Valero, "es necesaria una ley primero, el género antes que la especie. El género es la familia y las especies son las familias numerosas, monoparentales...etc". Por otro lado, el letrado ha afirmado que esta ley mejora el decreto en cuanto al concepto de familia monoparental "porque introduce un concepto que me parece importante como el de las familias monoparentales constituidas cuando tras una crisis matrimonial uno de los cónyuges no atiende a la obligaciones económicas a las que por sentencia está obligado en favor de los hijos".