Fundación Jesús Abandonado recibe el apoyo de las cooperativas agrarias en su labor con las personas más vulnerables

Santiago Martínez y José Moreno, presidentes Fecoam y Fundación Jesús Abandonado
FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO
Publicado 19/12/2018 13:17:59CET

MURCIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Jesús Abandonado ha recibido el apoyo de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) a la labor que sus voluntarios y profesionales realizan los 365 días del año con las personas más desfavorecidas.

Así, a través de un convenio marco, Fecoam pone a disposición de todas las cooperativas asociadas las posibilidades de colaboración existentes con esta entidad benéfica, destinadas todas ellas a cubrir las necesidades básicas de personas en situación de vulnerabilidad social o en riesgo de estarlo, así como posibles puestos de trabajo en las cooperativas agrarias.

Como explica Santiago Martínez, presidente de Fecoam, el acuerdo incluye también la posibilidad de realizar voluntariado corporativo en las diferentes instalaciones de Jesús Abandonado, así como la recogida de productos no perecederos o productos de higiene y limpieza.

"Las cooperativas que están en campaña aportarán productos frescos y de temporada, y está previsto que se incorporen a lo largo del tiempo todas las demás". Asimismo, "hemos puesto puntos de recogida en las cooperativas, para así ir recogiendo todas las aportaciones destinadas a las personas atendidas por Jesús Abandonado".

Santiago Martínez remarca que "las cooperativas además de competir en el mercado con las demás empresas, como una más, tienen este lado solidario con los más vulnerables de nuestra sociedad".

Además, "queremos agradecer la gestión que hace Jesús Abandonado día a día con los más vulnerables". "Vamos a intentar cubrir las necesidades diarias tanto de carne fresca, aportándolas a las personas que acuden al Comedor Social, así como también los productos de higiene y de limpieza, que serán aportados por los cooperativistas", que irán destinados a las diferentes viviendas, el Centro de Acogida y la pensión social que gestiona Jesús Abandonado.

Por su parte, José Moreno, presidente de la Fundación Jesús Abandonado, ha agradecido igualmente "a todo el equipo de Fecoam su generosidad y su solidaridad, que con esta colaboración nos facilita nuestra labor diaria".

Moreno destaca que "nuestro eslogan es mucho más que comer y dormir, y Fecoam también nos ofrece más que esas necesidades básicas, ya que a través de este acuerdo también vamos a intentar canalizar las personas que ahora mismo están adscritas al área de empleo y formación de Jesús Abandonado, y cubrir puestos de trabajo en las diferentes campañas".

"Es necesario resaltar la sensibilidad de las diferentes entidades regionales y de la sociedad murciana en general, y en este caso particularmente, de Fecoam". También ha manifestado su alegría por este acuerdo firmado, "que permite a la Federación de Cooperativas incorporarse al grupo de entidades regionales que colaboran de una manera u otra con Jesús Abandonado".

"Esta colaboración es un ejemplo de la preocupación por las personas más vulnerables de la Región de Murcia" de ambas entidades y demuestra que "el esfuerzo común y solidario es un valor a difundir y una acción eficaz para la lucha contra la pobreza y la exclusión social".

Fecoam está formada por 79 cooperativas con más de 25.000 ganaderos y agricultores de la Región de Murcia, y tiene como objetivo representar a los miembros asociados, prestando servicios de representación a nivel público y privado, asesoramiento en materia de organización, cursos de formación y reciclaje como base del desarrollo de la cooperativa, y la participación en programas de investigación y desarrollo para sus sectores.

La Fundación Jesús Abandonado, que desarrolla su labor en la Región de Murcia junto con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, ofrece una atención integral que incluye desde la prevención y satisfacción de las necesidades básicas al acceso a una vivienda o un empleo.

Todas las áreas de Jesús Abandonado cuentan con atención individualizada, continuada e integral a través de un equipo multidisciplinar formado por más 400 voluntarios y profesionales que incluyen desde trabajadores sociales, educadores, psicólogos, psiquiatras, terapeutas, enfermeros y auxiliares, podólogos, odontólogos o ginecólogos, a formadores, orientadores y prospectores laborales.