Actualizado 01/08/2012 16:37 CET

El Gobierno regional niega tajantemente el cierre de la televisión autonómica y busca una gestión sostenible

Trabajadores '7RM'
EUROPA PRESS

Plantea dos escenarios de negociación, la revisión del actual contrato o la privatización que permite la actual Ley

MURCIA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional ha negado tajantemente que se vaya a cerrar la televisión autonómica '7 Región de Murcia', como se afirmó por parte de un dirigente del Partido Popular en un medio de comunicación de difusión nacional, para, luego, ser corregido por parte del mismo, reconociendo haber sido "un malentendido".

El Gobierno regional se ha puesto en contacto con la empresa concesionaria de la televisión, GTM, para trasladarles la necesidad de revisar el actual modelo de televisión pública y buscar una gestión "más sostenible" de la misma, según informaron fuentes del Ejecutivo en un comunicado.

El Gobierno regional pretende que los trabajadores afectados sean los primeros en conocer la decisión del Ejecutivo y su calendario de desarrollo y ha pedido a la concesionaria que transmita una serie de consideraciones.

En primer lugar, ha pedido que les transmita que la actual situación económica y financiera de la Región de Murcia "está obligando al Gobierno regional a adoptar todo un conjunto de medidas de reducción de gastos a fin de situar su déficit público en el 1,5 por ciento del PIB, tal como exigen los escenarios de estabilidad suscritos por el Gobierno de España con la Unión Europea".

Añade que esas medidas "están afectando negativamente a los empleados públicos de la Comunidad Autónoma y a otros colectivos de la economía regional".

En este contexto de dificultades económicas, el Gobierno regional añade en segundo lugar que "está obligado a revisar el modelo actual de la Televisión Pública, algo que no es novedoso, pues, en muchas ocasiones, este gobierno ha mantenido el criterio de que, dadas las persistentes circunstancias económicas, el dinero público debe orientarse a otras prioridades".

En este sentido, el Ejecutivo explica que "no es posible continuar manteniendo una televisión pública con un elevado coste para el presupuesto autonómico. Es preciso reducir este coste a una cifra asumible en el difícil escenario financiero de la Comunidad Autónoma".

Tercero

En tercer lugar, alega que, para conseguir este objetivo, el Gobierno regional "debe decidir si continua con el modelo actual de Televisión Pública, de gestión indirecta a través de la empresa GTM, o -alternativamente- implanta un modelo de Televisión Pública privatizada".

Así, precisa que la primera alternativa "exige renegociar el contrato actual con GTM obteniendo una importante reducción respecto de su importe actual", mientras que la segunda alternativa "consiste en convocar un concurso público para la privatización de la licencia de la televisión pública autonómica".

En este sentido, añade que esta segunda alternativa "es posible a partir de la modificación de la Ley General de Comunicación Audiovisual, pendiente de publicación en el BOE para su entrada en vigor".

No obstante, insiste en que "a día de hoy el Gobierno regional no ha adoptado ninguna decisión. En las últimas semanas se están manteniendo contactos con GTM y realizando análisis y valoraciones de las dos alternativas". No obstante, reconoce que está previsto que la decisión se adopte antes del próximo 31 de agosto.

En cualquiera de las opciones, el Gobierno regional asegura que velará "por el pleno respeto a los derechos de los trabajadores y por el mantenimiento del máximo número de los puestos de trabajo".

Lo más leído

  1. 1

    Las naves Voyager detectan nueva física única del medio interestelar

  2. 2

    Abascal comunica al Congreso un préstamo de 736.000 euros para comprar su nueva casa

  3. 3

    Isa Pantoja saca la cara por Asraf y justifica sus críticas a la familia Pantoja

  4. 4

    La cineasta Claudia Barral reflexiona sobre la influencia de las redes sociales en un curioso experimento de Pepsi MAX

  5. 5

    El Congreso aprueba por amplia mayoría los presupuestos del Gobierno de Sánchez e Iglesias