La Guardia Civil recupera en Murcia un cepo de ancla de la época romana expoliado en la costa de La Manga

Actualizado 13/07/2019 10:59:52 CET
La Guardia Civil recupera en Murcia un cepo de ancla de la época romana
GUARDIA CIVIL

Fue expoliado hace cuatro décadas del yacimiento subacuatico del Bajo de la Campana, frente a la costa de La Manga

MURCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'GROSÁNCORA', ha recuperado un cepo que formaría parte de las anclas de una embarcación romana datada entre los siglos II a.C. y I d.C. que, posiblemente, fue expoliado hace cuarenta años del yacimiento subacuático del Bajo de la Campana, frente a la costa de la Manga del Mar Menor.

La operación, que se encuentra enmarcada en el 'Plan de protección del patrimonio histórico español', se inició cuando la Benemérita tuvo conocimiento de que un particular podría estar en posesión del cepo ahora recuperado, el cual estaría ofreciendo para su venta o intercambio por otras de similares características, según informaron fuentes del Instituto Armado en un comunicado.

Las indagaciones de los investigadores llevaron a conocer que la pieza en cuestión procedería de algún pecio hundido en el entorno de protección del yacimiento subacuático conocido como el Bajo de la Campana-La Manga (Murcia), y que habría sido expoliada hace años por un buceador que obvió posteriormente la obligación de ponerlo a disposición de los organismos competentes en materia cultural, tal y como es preceptivo conforme a la legislación vigente.

En fechas recientes, según las investigaciones llevadas a cabo, su actual poseedor tenía la intención de desprenderse del cepo. Finalmente, los agentes han podido intervenir la pieza en la ciudad de Murcia, antes de que pudiera entrar en el ámbito comercial de tipo ilícito y, con ello, producirse su probable desaparición.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad, para la apertura del expediente correspondiente.

El cepo, fabricado en plomo y con unas dimensiones aproximadas de 90 centímetros de largo por 20 centímetros de ancho, y 40 kilogramos de peso, presenta un buen estado de conservación y sin apenas concreciones marinas adheridas a su superficie. Ha sido depositado en el Museo Arqueológico de Murcia para su conservación y estudio por parte de los técnicos competentes, quienes deberán determinar de forma definitiva su autenticidad y originalidad.

Contador

Para leer más