Guardia Civil tenía línea investigación el día del descubrimiento de los cuerpos por las desavenencias denunciadas

Trib.-Guardia Civil tenía línea investigación el día del descubrimiento de los cuerpos por las desavenencias denunciadas
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 22/05/2019 14:34:30CET

MURCIA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ya tenía una línea de investigación el día en que se descubrieron los cuerpos de la pareja hallada muerta en un paraje rural de Caravaca en abril de 2016 con signos de disparo, y sospecharon, desde el primer momento, de Juan A.A., el principal acusado en este doble crimen y apodado como 'El Orejas', debido a las desavenencias que existían entre éste y uno de los fallecidos y las denuncias mutuas que había.

Así lo ha manifestado la instructora del caso a preguntas de la fiscal en la tercera sesión del juicio con Jurado Popular que se celebra contra tres individuos, a los que el Ministerio Público pide penas que suman más de medio siglo de cárcel.

Juan A.A. está acusado de doble asesinato y tenencia ilícita de armas, y los hermanos Dionisio y Demetrio V.T., el primero de ellos por cooperación necesaria y tenencia ilícita de armas y su hermano por el segundo de los delitos.

De hecho, los agentes detuvieron al principal acusado basándose en las denuncias previas que había con una de las víctimas y también el detalle de una de las facturas de un local de Cartagena, en el que aparecía su nombre, el día y la hora, que se halló tanto en la escena del doble crimen como en el camión de su propiedad.

El mismo día en el que se le detuvo confesó, ya por la noche, los hechos, aunque la versión del arma homicida la cambió al día siguiente. En un primer momento, según la instructora del caso, dijo que se la había regalado un vecino de Caravaca ya fallecido y que la rompió con una radial y fue tirando los trozos durante el camino de vuelta a Caravaca.

Sin embargo, esta versión la cambió al día siguiente, cuando ya declaró que la escopeta se la había facilitado Dionisio porque "estaba atemorizado y temía por su padre y su hijo, menor de edad, de que le pasara algo". La intención de adquirir la escopeta era para "defenderse de las amenazas que estaba recibiendo de la víctima", ha asegurado la instructora.

Precisamente, debido a esas continuas amenazas sobre su padre y su hijo reconoció que "se le había ido la cabeza y por eso decidió cortar y pedir la escopeta".

Los agentes investigaron sobre las últimas 24 horas de los fallecidos y el principal acusado y constataron, tras obtener una foto de éste, que era la misma persona que días antes había estado en un local de Cartagena y que realizó varias consumiciones, al reconocerlo los empleados del local por la fotografía.

Por otro lado, los agentes que llegaron al lugar del crimen, en el que no se encontraron armas de fuego, han relatado que encontraron los cartuchos de la escopeta vacíos y un ticket de comercio, en el que ponía el nombre del ahora principal acusado. A estos mismos agentes también les llegaron las noticias de las desavenencias que había entre ambos, originadas por un robo que la víctima denunció y al que hizo responsable a 'El Orejas'.

La pareja falleció por sendos disparos, en el caso del individuo la herida era "bastante considerable", ha dicho un agente, que ha destacado que no existían indicios de que los cuerpos hubieran sido movidos o desplazados: "Donde recibieron el impacto cayeron". Asimismo, en virtud de los restos de pólvora analizados, los disparos a la pareja se hicieron a poca distancia.

TENSIÓN ENTRE UN ABOGADO DEFENSOR Y EL JUEZ

Las manifestaciones del abogado que defiende a los hermanos Demetrio y Dionisio V.T. han protagonizado el momento más tenso de la jornada. La defensa ha pedido hacer un receso para exponer a las partes y al magistrado presidente que éste podría estar influyendo, con sus manifestaciones, en los miembros del Jurado Popular; una petición que ha sido denegada y que le ha obligado a exponer y defender su argumento en la sala, en audiencia pública.

El magistrado presidente, Abdón Díaz, ha acusado al abogado de "faltar a la verdad" y ha negado que haya calificado, durante el juicio, de ambiguas e imprecisas las declaraciones de los acusados y de coherentes las de los agentes. "Tiene el deber de la veracidad y no he calificado como lo está diciendo, las declaraciones son las que son", ha espetado el juez al abogado.

Tanto la fiscal como sendas acusaciones no han apreciado que el magistrado presidente haya incurrido en valoración alguna, sino que lo que ha intentado, en todo momento, ha sido "facilitar al jurado la comprensión de los hechos y que su función es instructiva".

DECLARACIÓN DE LOS HERMANOS DIONISIO Y DEMETRIO

Los hermanos Dionisio y Demetrio V.T. se han negado a contestar a las preguntas de las acusaciones. Dionisio, que comenzó su declaración este martes, aconsejó a Juan A.A. que acudiera a la Guardia Civil al conocer que tenía problemas con la víctima, que le había rajado las ruedas de su vehículo.

Asimismo, ha afirmado que en ningún momento pensó en ocultar, ni tirar las armas que había en la vivienda de su hermano, con el que vivía, ya que "pensé que la Guardia Civil se pondría en contacto conmigo".

Los hermanos no conocían las intenciones de Juan A.A.. Demetrio V.T. ha reconocido que llegó a enfadarse con su hermano cuando éste le contó lo ocurrido y que no conocía personalmente ni a Juan ni a los fallecidos.

RELATO DE LOS HECHOS

Los hechos ocurrieron en abril de 2016 en el paraje Rincón de la Guitarra, de la localidad de Caravaca de la Cruz. El acusado Juan A.A. denunció a la víctima tras conocer que ésta, a su vez, le había denunciando con anterioridad y le acusaba de haberle robado 2.000 euros un mes antes en su vivienda.

Ante esta situación, 'El Orejas', que afirmó que la víctima le acusaba de un robo que no había cometido y que, además, le había amenazado de muerte, decidió acabar con la vida de éste.

Dionisio V.T., conocedor del deseo del procesado de acabar con la vida de la víctima, no sólo le facilitó la escopeta, sino que también le dio entre seis y ocho cartuchos adecuados para la misma.

El procesado Juan A.A. se citó con la víctima para verse por la noche en un bar de Caravaca, aunque en realidad era para ganar tiempo para acceder a su casa y esperarlo allí para acabar con su vida. La víctima, ignorante de las intenciones de éste, acudió al encuentro con su pareja sentimental, pero viendo que sobre la medianoche nadie apareció, regresaron a su vivienda, donde esperaba Juan A.A.

En ese momento, y a una distancia de entre un metro y metro y medio le disparó en la axila derecha, lo que ocasionó a la víctima un shock hipovolémico hemorrágico que conllevó su muerte. A continuación, el acusado, con el fin de que la pareja sentimental pudiera contar lo ocurrido, le disparó igualmente por la espalda, que le produjo lo mismo y falleció.

La pareja fallecida deja en total cinco hijos mayores de edad. Para el fiscal, los hechos son constitutivos de dos delito de asesinato, por el que procede imponer la pena de 48 años de prisión, y de un delito de tenencia ilícita de armas, por el que pide un año de cárcel.

Dionisio V.T es autor de un delito de asesinato en su condición de cooperante necesario, por el que pide 23 años de cárcel, y de un delito de tenencia ilícita de armas, por el que pide 3 años de cárcel. A su hermano Demetrio V.T. se le considera autor de delito de tenencia ilícita de armas, por el que pide igualmente 3 años de cárcel. Deberán indemnizar a los cinco hijos de la pareja.

Contador

Para leer más