El hospital Reina Sofía se convierte en referente nacional en alergias a frutas rosáceas

Publicado 29/08/2019 10:47:44CET
Nota/ El Hospital Reina Sofía Se Convierte En Referente Nacional En Alergias A Frutas Rosáceas
Nota/ El Hospital Reina Sofía Se Convierte En Referente Nacional En Alergias A Frutas Rosáceas - REGIÓN DE MURCIA

Alrededor del 25% de los pacientes que acuden a consultas de alergología tienen reacción a una proteína presente en frutas

MURCIA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Alergología del Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia está recibiendo a especialistas de toda España que se forman en protocolos de actuación para el tratamiento de personas con alergia a la proteína transportadora de lípidos (LTP), responsable de la reacción alérgica frente a frutas rosáceas como la manzana, pera, melocotón, albaricoque, cereza, ciruela, fresa o almendra, entre otras.

La consulta de alergia alimentaria de LTP del Reina Sofía es una de las más experimentadas en el tratamiento de esta patología, por lo que se ha convertido en referente para otros servicios de alergología a nivel nacional.

El síndrome de LTP, que hasta hace unos años era relativamente poco diagnosticado, afecta a todos los países desarrollados y, principalmente, a las zonas mediterráneas.

Se estima que alrededor del 25 por ciento de las personas que acuden a consultas de alergología tienen sufren una reacción a esta proteína. Además, en la Región de Murcia las alergias graves a vegetales que contienen proteínas transportadoras de lípidos han aumentado considerablemente.

La proteína causante de esta alergia se encuentra sobre todo en la piel de frutas de verano con hueso y frutas rosáceas (melocotón, albaricoque, cereza, ciruela, manzana, fresa). En nuestro entorno se consumen muchas frutas rosáceas, lo que activó la alerta de los especialistas del Reina Sofía que, desde enero de este año, vienen recibiendo una media de cinco o seis pacientes semanales con este síndrome.

SÍNTOMAS INMEDIATOS

La ingestión de estos frutos por pacientes alérgicos a estas proteínas suele desencadenar síntomas inmediatos, casi siempre antes de transcurrida una hora después de tomar el alimento y en clara relación con él. Las manifestaciones clínicas pueden ser locales o generales, provocando en ocasiones cuadros clínicos muy graves con alto riesgo de anafilaxia.

En ocasiones suele darse una evolución, cuando los pacientes se van haciendo alérgicos a frutos secos, verduras, hortalizas e incluso legumbres. Esta circunstancia se da sobre todo en gente joven con antecedentes de rinitis o asma por alergia a pólenes, aunque cada vez afecta a más población infantil.

Las reacciones graves por alergia a LTP suelen conllevar un deterioro de la calidad de vida de los pacientes, que les lleva a estar siempre alerta. Esta situación suele dar lugar a alteraciones anímicas, que pueden provocar estrés, ansiedad y depresión.

En la consulta monográfica de LTP se realiza el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las personas afectadas que tiene presente su calidad de vida. En la actualidad, se utiliza una vacuna con LTP del melocotón, por ser el prototipo de esta familia de alérgenos.

La proteína se administra a los pacientes para crear tolerancia a los alimentos a los que están sensibilizados y evitar las reacciones alérgicas que sufren. Se consigue, así, que puedan llevar una vida normal e ingerir sin problemas la mayoría de los alimentos con los que presentan síntomas.

El síndrome LTP es una enfermedad relativamente joven, por lo que todavía no existe ninguna unidad acreditada por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). En la actualidad se están creando consultas monográficas en Málaga, Tarragona, Guadalajara y Murcia. El servicio de Alergología del Reina Sofía trabaja para acreditar la suya en un futuro próximo.