Un informe científico homologado determina que el terreno del Paseo Fluvial está libre de contaminantes

Publicado 03/11/2018 10:29:43CET

MURCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un informe científico homologado, con fecha del 15 de octubre, determina que el terreno del Paseo Fluvial está "libre de contaminantes". Este informe realizado por el laboratorio independiente, Massalia Ingenieros S.L, dentro del Programa de Vigilancia Ambiental específico de Murcia Río, se han llevado a cabo tomando muestras manualmente en el Río Segura y trasladándolas a un laboratorio para determinar el estado del suelo sobre el que se está trabajando.

Este estudio concluye que "los valores determinados en el laboratorio de los elementos contaminantes se encuentran en su totalidad por debajo de los NGR (Niveles Genéricos de Referencia) estándar en cuanto se refiere a la protección de la salud humana".

Además, añade que "en cuanto a los valores para la protección de ecosistemas, ninguno de ellos se cuantifica más altos de los establecidos como máximos, teniendo en cuenta el límite de cuantificación empleado".

"También se ha podido determinar la concentración de TPH (hidrocarburos totales del petróleo) que arroja unos valores reducidos, por debajo de los límites de cuantificación", concluye el informe.

Para la elaboración de este documento se ha utilizado la normativa del Real Decreto 9/2005 (14 de enero) por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios estándares para la declaración de suelos contaminados.

La investigación se ha llevado a cabo para la confección de la memoria técnica del proyecto, que ha consistido en la realización de trabajos de campo, ensayos de laboratorio y trabajos de gabinete.

El objetivo de este estudio es la de presentar un análisis químico del estado del suelo del lugar en el que se están realizando las obras. Esta caracterización analítica tiene como fin valorar la posibilidad de que se hayan producido contaminaciones significativas en el suelo sobre el que se está trabajando.

Los elementos de metales pesados que se han analizado son arsénico, cadmio, cobalto, cromo, mercurio, níquel, plomo, zinc e hidrocarburos. La materia orgánica que se observa es inferior a los niveles de referencia.

Y es que, según el estudio "la toma de muestras se realiza manualmente, tomando un punto de medida en el lecho del Río Segura y se transporta en condiciones adecuadas hasta el laboratorio, donde se procesa para ser ensayada con los métodos normalizados a utilizar".

Las obras están supervisadas por técnicos, cuentan con todas las autorizaciones y permisos perceptivos y han sido autorizadas por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura, Ministerio de Fomento y Dirección General de Bienes Culturales de la CARM.