Publicado 23/06/2020 14:20:16 +02:00CET

Intervenidos en una tienda de Los Alcázares casi 600.000 euros en accesorios de telefonía móvil falsificados

Un agente de la Guardia Civil, con los productos intervenidos
Un agente de la Guardia Civil, con los productos intervenidos - GUARDIA CIVIL

Los productos falsificados, un total de 15.239 unidades, habrían llegado en diferentes envíos desde China

LOS ALCÁZARES (MURCIA), 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a un vecino de Los Alcázares (Murcia) por ser el presunto autor de un delito contra la propiedad industrial, por vender en su establecimiento, presuntamente, productos falsificados de primeras marcas, procedentes de China, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

El pasado día 1 de junio, agentes pertenecientes a la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil del Aeropuerto Internacional Alicante-Elche, interceptaron en la Aduana un envío, procedente de China, cuyo contenido era accesorios de telefonía.

Ante la posibilidad de que se tratase de productos falsificados, se procedió a su inspección, resultando ser, efectivamente, falsificaciones de primeras marcas, reconocidas mundialmente, como así confirmaron posteriormente representantes legales de dichas marcas afectadas.

Además, los agentes investigadores también localizaron envíos anteriores, de características similares, para el mismo destinatario.

Con toda esta información, la Guardia Civil de Alicante se desplazó hasta la localidad de Los Alcázares (Murcia), para realizar una inspección al establecimiento de telefonía móvil, propiedad del destinatario de dichos diversos envíos, interceptando allí también más productos falsificados.

Finalmente, el total de accesorios y componentes de telefonía móvil falsificados intervenidos ascendió a 15.239 unidades, las cuales habrían obtenido en el mercado un valor total de 569.840 €.

Por todo ello, los agentes procedieron a la detención del administrador único de la empresa, y destinatario de los envíos, un español de 41 años, por ser el presunto autor de un delito contra la propiedad industrial.

El detenido quedó en libertad, en calidad de investigado, a la espera de citación judicial.

Cabe destacar esta importante aprehensión de productos falsificados, tanto por la cantidad de efectos intervenidos como por el considerable beneficio económico que se habría obtenido en el mercado con su venta, casi 600.000 euros.

Contador