Publicado 02/07/2020 18:17:32 +02:00CET

López Miras advierte que si la Delegación se muestra "incapaz" de custodiar inmigrantes llamará al ministro

El presidente del Gobierno murciano advierte que la responsabilidad de la custodia de los inmigrantes ilegales "es de la Delegación"

MURCIA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, ha advertido que si la Delegación del Gobierno se muestra este viernes "incapaz" de ejercer su "obligación legal" de custodiar a los inmigrantes irregulares que llegan a la costa de la Región en patera, llamará directamente al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para "intentar ponerle solución entre los dos".

En un contacto con los medios de comunicación y al ser preguntado por la custodia de los inmigrantes llegados en patera, López Miras ha anunciado que este viernes se reunirán el Ejecutivo murciano y la Delegación del Gobierno a instancias de la Administración regional, en un encuentro en el que se va a tratar este tema.

"Estamos hablando de una pandemia y de una situación en la que la prioridad tiene que ser proteger la salud de las personas, concretamente de los ciudadanos de la Región de Murcia", según López Miras, quien ha advertido que "no se pueden permitir frivolidades ni estrategias para confundir sobre las competencias de cada una de las administraciones".

"No se pueden permitir actitudes irresponsables que pongan en riesgo y en peligro las vidas de muchas personas en la Región", según el presidente del Gobierno autonómico, quien ha aseverado que "la responsabilidad de la custodia de los inmigrantes ilegales que llegan al territorio nacional en la Región de Murcia es de la Delegación del Gobierno".

De hecho, ha señalado que la Delegación del Gobierno tiene la responsabilidad de la custodia "durante las primeras 72 horas y hasta su puesta a disposición judicial". Y a partir de esas 72 horas, una vez que tengan una orden de expulsión, ha aclarado que la responsabilidad de la custodia vuelve a ser de la Delegación del Gobierno durante los siguientes 45 días.

"Y para eso, precisamente, existen los Centros de Internamiento de Extranjeros", ha señalado López Miras, quien cree que negar este extremo supone, en primer lugar, "una ilegalidad que espero que no esté pasando" y que consistiría en que la Delegación del Gobierno "no esté custodiando a los inmigrantes ilegales en la Región".

En segundo lugar, advierte que supondría "una grave irresponsabilidad que supone que, aquellos inmigrantes que han estado en contacto estrecho con un positivo por COVID-19 no están guardando cuarentena, y están poniendo en riesgo a muchas personas en esta Región".

Ha anunciado que la Comunidad va a poner a disposición de la Delegación del Gobierno "aquellos espacios que necesiten". En concreto, ha preguntado "en qué municipio lo necesitan y de qué capacidad". Ha asegurado que el Gobierno regional los pondrá "inmediatamente" a su disposición para que la Delegación del gobierno "ejerza la custodia que le corresponde por ley".

"Si la Delegación del Gobierno se muestra mañana incapaz de afrontar esta situación, llamaré personalmente al ministro del Interior para dar una solución ", ha señalado López Miras, porque el Gobierno murciano "lleva más de tres meses gestionando y trabajando para frenar la expansión del coronavirus en la Región, creo que los resultados están a la vista de todos, y no vamos a permitir que la incapacidad de ninguna administración ponga esto en riesgo".

Ha admitido que el Gobierno regional tiene conocimiento de los aspectos sanitarios, que son los que competen a la autoridad sanitaria que ejerce la Consejería de Salud. Su competencia es "realizar la prueba PCR a todos los inmigrantes ilegales que llegan en patera, y aquellos que dan positivo son ingresados en un hospital de la Región; y eso es lo que se ha hecho".

"Aquellos que no muestran ningún síntoma pero que han estado en contacto con esos positivos deben ser aislados y puestos en cuarentena por la autoridad competente para la custodia de esos inmigrantes ilegales", ha señalado.