Actualizado 16/02/2011 17:08 CET

La magia del colectivo ruso-italiano 'Optofónica' llega este jueves al Puertas de Castilla en formato de concierto

Dmitry Gelfand y Evelina Domnitch
PUERTAS DE CASTILLA

MURCIA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La magia del colectivo ruso-italiano 'Optofónica', formado por Maurizio Martinucci (aka TeZ) y los experimentadores rusos Dmitry Gelfand y Evelina Domnitch, llega este jueves, a las 21.00 horas, al Centro Cultural Puertas de Castilla en formato de concierto, según han informado fuentes de la organización del evento en un comunicado.

De este modo, la Fonoteca de Arte Sonoro y Música Experimental, (SONM), situada en el Puertas de Castilla, comienza su programación de artistas sonoros y músicos experimentales que tienen una larga trayectoria.

En cada evento, un grupo de varios artistas directamente relacionados por la colaboración habitual o afinidades estéticas, mostrarán y discutirán su trabajo durante dos días a través de un seminario, un concierto y una instalación sonora, que permanecerá en la fonoteca durante varias semanas.

Dmitry y Evelina, serán los encargados de la primera parte del concierto con su pieza 'Sonolevitation', una vibración acústica de 15 kHz se refleja verticalmente a una distancia precisa de su fuente, generando una onda estacionaria que hace levitar láminas de oro.

El aire entre el entonador y el reflector se divide uniformemente entre áreas alternantes de presión acústica dinámica y zonas anti-nodales vacías. Dentro de estos vacíos sin presión, sólidos y fluidos pueden ser suspendidos y girar por acción de los campos sonoros que los rodean.

La segunda parte del concierto será conducida por Maurizio Martinucci (TeZ), y lleva por título 'PV868', una creación y concierto experimental que utiliza un input audiovisual para generar un efecto peculiar de patrones visuales en movimiento, que se produce directamente en el cerebro del espectador.

Este estímulo se genera en tiempo real por medio de una combinación de video 'flickering' (parpadeo muy rápido de la imagen), en forma de luces abstractas y gradientes de color, sincronizados con audio sintético (golpes rítmicos bianurales) y distribuídos en un campo sonoro espacial.

Las interferencias entre la luz 'flickering' y las ondas cerebrales, combinadas con la habituación a los ritmos bianurales, producen una visión diferente para cada espectador. Estos elementos se recombinan en formas diferentes por medio de un software creado ad hoc, controlado por TeZ con un controlador remoto Wi-Fi.

Además, los experimentadores rusos, Dmitry Gelfand y Evelina Domnitch dejarán hasta el 5 de marzo una instalación sonora que lleva por título 'Camera lucida' que juega con el sonido que produce una cámara transparente llena de agua. Las ondas sonoras se transforman en emisiones de luz por medio de un fenómeno conocido como 'sonoluminescencia'.