Martínez-Cachá afirma que los regantes del Guadalentín "obtendrán inversiones que eran una demanda histórica"

Actualizado 23/10/2015 9:40:48 CET
Ón Con Regantes De Lorca, Águilas,
EUROPA PRESS/CARM

La consejera explica ante los comuneros de Puerto Lumbreras, Águilas, Lorca y Totana el "acuerdo histórico" para abaratar el agua desalada

MURCIA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, se reunió en la tarde del jueves con más de 300 regantes de las comunidades de Puerto Lumbreras, Totana, Águilas y Lorca para explicarles los detalles del "acuerdo histórico" alcanzado la pasada semana por el presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y representantes de la Mesa del Agua. En ese acto, la consejera afirmó además que los regantes del Guadalentín "obtendrán inversiones que eran una demanda histórica".

"El acuerdo, que consiste en abaratar, de forma excepcional, el precio del agua desalada con ocho millones de euros para subvencionar un total de 50 hectómetros cúbicos, es el resultado del compromiso que el presidente del Gobierno de la Nación, Mariano Rajoy, primer presidente de España en adoptar una medida que es ejemplo de la solidaridad interterritorial, asumió con el jefe del Ejecutivo regional y los regantes murcianos", según Martínez-Cachá.

La responsable de Agricultura valoró el acuerdo como "más que positivo" porque "beneficia al sector y a la Región en un momento en que estamos viviendo una de las peores sequías de la historia". Además, dijo que "vamos a seguir trabajando de forma conjunta para que el Gobierno de España nos asegure el agua".

"En base a la situación de extrema sequía, había que actuar rápidamente y para ello era necesario utilizar el agua desalada", resaltó la consejera, que recordó que el acuerdo "beneficiará a 146.000 usuarios del trasvase Tajo-Segura y a más de 200 empresas y cooperativas de la Región".

Este acuerdo "garantiza el agua a agricultores y a regantes, al tiempo que aporta más seguridad y más futuro, ya que permite disponer de recursos complementarios mientras dure la sequía, manteniendo así 100.000 empleos en el sector".

INFRAESTRUCTURAS

De los ocho millones de euros que va a destinar el Gobierno de la Nación, seis se destinarán a subvencionar un total de 30 hectómetros cúbicos procedentes de la desaladora de Torrevieja, y los dos restantes a subvencionar 20 hectómetros cúbicos en la de Valdelentisco.

En el caso la desaladora de Torrevieja, sus usuarios pagarán el precio del metro cúbico de agua a 30 céntimos de euro, mientras que a los de Valdelentisco se les aplicará una rebaja de 10 céntimos de euros en el precio que hasta ahora pagaban por metro cúbico.

En el encuentro con los regantes, la consejera también explicó las obras de emergencia, por valor de 30 millones de euros, como la conducción de agua desalinizada a los regadíos del Valle del Guadalentín desde la desaladora de Águilas, que es la de mayor importe económico, con un presupuesto de 20 millones de euros. En la actualidad, están en ejecución 21 actuaciones de emergencia por importe de 29,2 millones de euros.

Los regantes reunidos en Lorca también conocieron las actuaciones que los Presupuestos Generales del Estado contemplan para 2016, entre las que se encuentra una partida de 20 millones de euros que va a permitir contar con más infraestructuras hidráulicas y aumentar la capacidad de almacenar y distribuir agua.

Se trata de las nuevas presas de Lébor y las Moreras, así como el recrecimiento de Camarillas, con una capacidad de 130 hectómetros cúbicos de agua. "Dichas infraestructuras permitirán optimizar el consumo de agua para regadío e incrementar la capacidad de almacenamiento en aquellos lugares donde es más escasa", indicó la consejera.

Los presupuestos también contemplan la infraestructura de impulsión que es, como recordó la consejera, "una demanda histórica de los regantes de la zona del Valle del Guadalentín". Estas actuaciones complementan las que están en ejecución para la distribución del agua de la desaladora de Águilas desde la balsa del Cerro Colorao.