La mona con huevo de codorniz gana terreno a la mona tradicional

Actualizado 02/04/2015 11:35:55 CET
Imagen de una mona con huevo
Foto: EUROPA PRESS

A nivel general, Ruiz explica que este año se ha producido una leve mejoría en las ventas

   MURCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La mona de 20 gramos enriquecida con un huevo de codorniz está "de moda" y es la más solicitada últimamente en las pastelerías murcianas, hasta el punto de que está "comiendo terreno" a la mona tradicional y acapara ya el 40 por ciento del total de las ventas de este producto.

   Así lo ha hecho saber a Europa Press el presidente de la Asociación Regional de Empresarios de Pastelería de Murcia (AREPA), Ricardo Ruiz, quien ha confirmado que los productos más consumidos durante estas fiestas son las monas y los pasteles de carne.

   Ruiz explica que la venta de monas permanece estable durante todo el año y suben levemente durante Semana Santa, ya que los nazarenos las encargan con antelación. No obstante, las monas tradicionales están perdiendo terreno y ya solo representan el 60 por ciento de las ventas totales de monas.

   "El huevo de codorniz acompaña muy bien, y la combinación de la mona dulce y con el sabor salado del huevo es muy acertada", según Ruiz.

   El presidente de la Asociación de Empresarios de Pastelería recuerda que el origen del reparto de monas con huevo en las procesiones de Semana Santa se remonta a los tiempos en los que la gente de la huerta acudía a la capital a ver los desfiles y se traía la merienda.

   De esta manera, los nazarenos cogieron la costumbre de dar la meriendo a los huertanos, en vez de que fueran estos los que vinieran con los alimentos. "Ya que se desplazaban y venían a ver la procesión, el nazareno aportaba lo espléndidamente necesario para que el turista se sienta agradecido por el detalle", explica.

   A nivel general, este año se ha producido una leve mejoría en las ventas de las pastelerías, según Ruiz, quien ha reivindicado el producto artesanal, que "no altera sustancialmente la naturaleza de los procesos de elaboración".

   "Los artesanos no aceleramos para industrializar nuestro producto, ya que una fermentación o una cocción necesita su tiempo", destaca Ruiz, quien reconoce que lo industrial "está bueno, pero en lo artesano se ve la sutileza de no alterar los procesos naturales para obtener más producción".

CONSUMO DE CARAMELOS

   El presidente de la Asociación de pasteleros explica que el consumo de caramelos de fresa y naranja aumenta, a pesar de que ya no se elaboran en las pastelerías como antiguamente.

   Dejando a un lado el consumo de los participantes en la Semana Santa, el producto estrella entre los visitantes es el pastel de carne, y las ventas de este producto aumentan durante Semana Santa, aunque cuando más se nota esta subida es en las fiestas de Primavera. De hecho, el Ayuntamiento organiza una jornada en la que se reparten pasteles de carne gratuitos entre los participantes.