Page pedirá un acuerdo en materia de agua a Ministerio de Transición al que quiere que se sumen Murcia y Valencia

García-Page
JCCM
Publicado 14/11/2018 15:59:54CET

ALBACETE, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, pedirá un acuerdo en materia de agua al Ministerio para la Transición Ecológica del que quiere que participen los presidentes de las vecinas regiones de Murcia y Valencia, receptoras del agua del Tajo, Fernando López Miras y Ximo Puig, respectivamente.

El presidente regional ha calificado al trasvase Tajo-Segura de "atropello antiecológico" durante su visita a las localidades de Barrax y Balazote, ambas cercanas al acueducto, donde ha lamentado que el canal del trasvase lleve a día de hoy "un 50% más de agua que lo que hoy va por el río Tajo" donde, tal y como ha dicho el presidente, el río parece "una cloaca" .

García-Page ha inaugurado el grupo de depuración de Lezuza, compuesto por las Estaciones de Depuración de Aguas Residuales de Barrax, Balazote, Lezuza y sus pedanías, La Yunquera y Tiriez. Cinco instalaciones que han supuesto una inversión de 6,8 millones de euros, y que fueron paralizadas en la anterior legislatura por el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, ha afirmado.

Un ejemplo es la localidad de Barrax donde su alcaldesa, Josefina Navarrete, ha recordado que el desarrollo de su localidad "las obras estaban ya a un 65%" de ejecución, y que no se terminasen supuso "consecuencias nefastas medioambientales y económicas". De un lado porque el Ejecutivo de Castilla-La Mancha tuvo que indemnizar a las empresas y ha tenido después que reparar los daños, y de otro, las multas de la Confederación por ir en contra de la directiva marco medioambiental han oscilado desde los 10.000 euros hasta un millón, según su alcaldesa Noelia Garrigós.

Algo similar es lo que han vivido en Balazote, donde la nueva depuradora es fruto de un convenio firmado el 30 de enero de 2006, hace doce años, para prestar un mejor servicio a sus vecinos. "Un proyecto importante para el casco urbano y también para su polígono agroambiental", asegura su alcaldesa, Noelia Garrigós.

Ambos casos son solo parte de las 157 depuradoras que paralizó el anterior Ejecutivo regional, y que han supuesto unas pérdidas de 68 millones de euros entre indemnizaciones, reparaciones o restituciones de elementos robados o estropeados por actos vandálicos, según ha mencionado el presidente regional.

Pese a ello, ha destacado que, gracias al Programa de Depuración Horizonte 2022, Castilla-La Mancha será en 2022 "la región de toda Europa que más dinero gastará en proyectos de depuración" ya que el programa supone una inversión de 620 millones de euros para construir 584 depuradoras en el territorio regional.

Contador