El pasado año hidrológico llovió un 24% menos en la cuenca del Segura pero hubo más aportaciones en cabecera

EL PRESIDENTE DE LA CHS, MARIO URREA EN EL CENTRO
EUROPA PRESS
Actualizado 05/10/2018 14:18:57 CET

Las lluvias en cabecera y las medidas de ahorro han permitido que los volúmenes almacenados en los embalses hayan mejorado

MURCIA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las precipitaciones en la cuenca del Segura fueron un 24 por ciento inferior en el año hidrológico 2017-2018, con 278 hectómetros por metro cuadrado frente a los 363,9 hm3 del año anterior. Sin embargo, estas precipitaciones han supuesto unas aportaciones a los embalses reguladores de cabecera de 384,716 hm3, frente a los 214,98 hm3 del año hidrológico anterior. Esto se explica por la mayor concentración de la lluvia en la zona de cabecera.

Así lo ha avanzado el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, en el balance del año hidrológico que acaba de finalizar, donde ha destacado que, a pesar de las lluvias en la cabecera y las mediadas de ahorro, "que han permitido que los volúmenes almacenados en los embalses hayan mejorado con respecto al año hidrológico anterior", la demarcación hidrográfica del Segura se encuentra en "prealerta".

Y es que la cuenca del Segura ha finalizado el año hidrológico 2017-2018, con situación de sequía declarada, el tercero consecutivo. Debido a esta situación de escasez de recursos hídricos, el Consejo de Ministros ha prorrogado la situación de sequía hasta el próximo 30 de septiembre de 2019.

Las precipitaciones medias anuales han sido de 278,2 litros por metro cuadrado (l/m2) frente a los 363,9 l/m2 del año anterior. Es decir, un 24 por ciento menos. Una cifra similar a la media de los últimos cinco años (279,4 l/m2) y un 8 por ciento inferior a la media de los últimos 10 años (302 l/m2).

Aunque el volumen total almacenado ha sido de 249,17 hm3, frente a 164,11 hm3 en el final del año hidrológico anterior, lo que supone un 22 por ciento de la capacidad de embalse. Los recursos propios asociados a los regadíos tradicionales y abastecimiento de la cuenca del Segura disponibles en los embalses a final del año hidrológico han sido de 130 hm3, frente a los 87 hm3 del año anterior.

Este incremento del volumen almacenado (43 hm3) se ha debido tanto a las mayores aportaciones como a las medidas de ahorro llevadas a cabo a lo largo del pasado año hidrológico, ha incidido en rueda de prensa Urrea, acompañado por el director técnico, Carlos Marco, y el comisario de Aguas, Javier García.

Urrea ha destacado que el abastecimiento en alta en la cuenca del Segura, responsabilidad en gran medida de la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT), se ha visto garantizado todo el año gracias a las aportaciones del agua desalada y a los recursos extraordinarios procedentes del agua subterránea, así como a cesiones de derechos.

Estas aportaciones adicionales respecto a las del río Taibilla han permitido suplir la ausencia de trasvases desde el principio del año hidrológico hasta el pasado mes de abril, en el que se reanudaron gracias a la recuperación de la cabecera del Tajo.

Ha explicado, asimismo, que las transferencias autorizadas con carácter mensual han supuesto en el año hidrológico finalizado un total de 174 hm3, con 123 hm3 para riego, 48,102 hm3 para abastecimientos MCT y 2,898 hm3 para abastecimientos Almería.

Por el contrario, el regadío asociado a los volúmenes del acueducto Tajo-Segura se ha visto fuertemente afectado por la disminución de transferencias, "que no llegaron hasta el mes de abril", debiendo recurrir a las autorizaciones provisionales al amparo del Decreto de Sequía de las aguas desalinizadas de la planta de Torrevieja (11,83 hm3) y a las aportaciones extraordinarias de la Batería Estratégica de Sondeos (44,7 hm3), así como a cesiones de derechos (8,9 hm3).

El presidente de la CHS ha destacado, además, la contribución de las aguas desaladas producidas en las plantas gestionadas por Acuamed, que han supuesto 54,20 hm3 en Águilas, 42,24 hm3 en Torrevieja, y 30,7 hm3 en Valdelentisco. Las dos primeras están produciendo en cifras próximas al máximo de su capacidad total actual.

En conclusión, ha señalado, "la cuenca del Segura ha podido hacer frente, una vez más, al presente periodo de sequía mediante la gestión integrada de todos los recursos hídricos disponibles", lo cual se ve facilitado por las medidas contempladas en la normativa de sequía promulgada, que no solo incrementa los recursos disponibles, sino que también supone ayudas financieras a los usuarios mediante la exención de cánones y tarifas.

Una gestión, ha resaltado el presidente de la CHS, que "no habría sido posible sin la actitud responsable y la colaboración de los usuarios", tanto de abastecimiento como de regadío, lo que ha posibilitado la distribución de los recursos hídricos "de manera adecuada" en el año hidrológico 2017-2018.

En este sentido, Mario Urrea ha destacado que la Confederación ha abierto 933 expedientes ante posibles regadíos ilegales en los últimos cinco años, de los que el 5 por ciento son graves o muy graves, que pueden suponer multas, incluso, de millón y medio de euros, además del cierre de pozos o la devolución de terrenos.

Tras afirmar que la cuenca del Segura no es autosuficiente totalmente, ha incidido en que las cuencas como territorio y sistema natural no son deficitarias ni excedentarias, "los ríos son lo que son y tiene el agua que tiene, lo que son deficitarias o excedentarias son los sistemas de explotación asociados en cuanto entran las demandas en juego". Es una "cuestión recurrente" que, a su parecer, "ya está clarificada".

El presidente de la CHS ha afirmado desconocer, por otra parte, el borrador de la futura ley de Cambio Climático y, por lo tanto, si existe o no un plan para acabar con el trasvase Tajo-Segura, "no me consta, se que hay un borrador --en referencia a la ley-- pero no tengo constancia del texto del mismo".

Sobre el límite trasvasable, solicitado por Castilla-La Mancha, ha señalado que "todo lo que sea incrementar las demandas o necesidades de la cuenca cedente, disminuye, evidentemente, los excedentes", matizando que los planes de cuenca los aprueba el Gobierno de España, "no la cuenca del Tajo".

Finalmente, el director técnico, Carlos Marco, ha hablado de la reunión de este jueves de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura (ATS), donde se acordó un trasvase de 20 hectómetros cúbicos (Hm3) para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras.

"El resultado de la reunión ha sido lo mejor posible para los regantes de nuestra cuenca", ha afirmado Javier García, para añadir que la Comisión no se limita a hacer un balance del mes, "la norma habla de que sea trimestral o semestral; lo que sí se ha hecho es el estudio de una posible recomendación trimestral de lo que pueda trasvasarse", es decir, 20/20/20 hm3.

Contador