Podemos insta a la CARM y al Ayuntamiento de Murcia a que promuevan una mediación para salvar al Real Murcia

Publicado 03/11/2018 10:57:10CET

MURCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Podemos Región de Murcia muestra su solidaridad con los trabajadores del Real Murcia que llevan casi medio año sin cobrar sus salarios, con los futbolistas, que ya tienen tres nóminas sin percibir y a toda la afición murcianista, "que asisten atónitos al espectáculo cotidiano que están ofreciendo los actuales dirigentes; en unos casos con resignación y en otros con una movilización digna de la defensa de una institución centenaria que cuenta con el afecto y la pasión de la mayoría de los murcianos".

El secretario de Economía de Podemos Región de Murcia, Rafa Esteban, ha señalado que "la actual deuda que supera los 50 millones de euros, de los que más de 18 se adeudan a Hacienda y Seguridad Social, hunde sus raíces en el nefasta época del alcalde Cámara y el fallecido Jesús Samper y los desarrollos urbanísticos del norte de la ciudad de Murcia".

Una gestión, ha recordado, "vinculada a sonoros casos de corrupción (como el caso Umbra) y a la depredación inmobiliaria. El desastre de planificación económica y deportiva de esos años llevó al Real Murcia al concurso de acreedores, y que lo ha sumido en un círculo vicioso del que no ha sido capaz de salir".

Esteban ha señalado que "fruto de esta desastrosa gestión, que ha velado por intereses particulares, a costa del club deportivo, de los colores a los que representa y de toda la afición nos encontramos en la situación actual. El Tribunal de Arbitraje Deportivo, el Consejo Superior de Deportes y la Federación Española de Fútbol han sancionado que la propiedad del club es del Sr. García de la Vega, el cual está ejerciendo las acciones judiciales pertinentes en los Juzgados de lo Mercantil".

"Mientras tanto asistimos a una ampliación de capital de dudosa legalidad, a un presidente que no paga los salarios a los trabajadores y a la plantilla deportiva y a un equipo de un inmenso potencial deportivo que no puede trabajar en condiciones dignas", ha añadido Esteban.

Asimismo, ha resaltado "ha surgido un inesperado y transversal movimiento popular de apoyo a los trabajadores y aficionados al Real Murcia, clubes de tercera división que ceden su taquilla (como el CAP Ciudad de Murcia) o promocionan la compra de pulseras solidarias para recaudar fondos, la Federación de Peñas del Elche CF -rival histórico del Murcia- o las peñas del Castellón CF", al que ha definido como "un movimiento de solidaridad que va más allá de lo deportivo y que es el único hálito de esperanza que se atisba en esta situación".

Tanto el Esteban como el secretario general de Podemos en el municipio de Murcia, Ginés Ruiz, han manifestado que la postura tanto del Ayuntamiento de Murcia como de la Comunidad Autónoma deberá ser la de apostar por el futuro del equipo de Futbol, e intentar llevar a cabo una labor de mediación.

"Hasta el día de hoy el PP que gobierna el Ayuntamiento de Murcia ha demostrador ser incapaz de galvanizar esa mediación, en buena medida preso de la actuación de sus antecesores, Miguel Ángel Cámara o Miguel Cáscales que plasmaron una gestión nefasta para los intereses del club", han subrayado.