Actualizado 15/02/2017 14:58

Podemos pide la activación de la figura del interlocutor social, especialista capaz de mediar en delitos de odio

Los responsables de Podemos, en la rueda de prensa
EUROPA PRESS

MURCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Podemos en la Asamblea ha pedido a la Delegación del Gobierno la activación de la figura del interlocutor social, un especialista experto en delitos de odio capaz de mediar en conflictos de esta índole que debería estar activa desde el año 2015 en el Cuerpo Nacional de Policía y en la Guardia Civil, según el protocolo del Ministerio del Interior.

Así lo han hecho saber en rueda de prensa los diputados del Grupo Parlamentario Podemos, María Ángeles García y Andrés Pedreño, acompañados por la secretaria de Acción Juvenil de Podemos, Lorena Lorca, tras mantener un encuentro con el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, a quien han transmitido esta petición expresa.

En concreto, los responsables de Podemos han trasladado al delegado del Gobierno su preocupación sobre los últimos acontecimientos que han tenido lugar en la Región de Murcia relacionados con las agresiones de grupos ultras, y han solicitado información sobre las actuaciones llevadas a cabo por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como sobre los protocolos puestos en marcha.

"Empiezan a haber grupos que ya están funcionando y que se vienen organizando", según García, quien apuesta por "evitar que estos grupos sigan proliferando en la Región".

Ha reconocido que dentro del protocolo de actuación de la Policía Nacional existe la figura del interlocutor social como persona experta en este tipo de delitos que "debería estar funcionando desde el año 2015". Sin embargo, a día de hoy "todavía no se ha nombrado este interlocutor social" en la Región.

En concreto, García explica que se debería nombrar un interlocutor social en el Cuerpo Nacional de Policía y otro en la Guardia Civil. Su función, añade, es mantener "una interlocución y coordinación permanente con aquellas asociaciones, colectivos u ONG's que están apoyando a personas susceptibles de sufrir este tipo de agresiones".

La activación de esta figura, según García, "permitiría poner en marcha protocolos para evitar que se siga acosando o que se sigan produciendo estos delitos". Además, permitiría establecer unos protocolos "basados en la realidad de lo que estas personas sufren a diario" y recabar información "fluida" de lo que está aconteciendo.

"No son suficientes los datos que encontramos en las estadísticas porque, en ocasiones, no reflejan la realidad de lo que está ocurriendo", según García. Y es que "hay veces que se sufren agresiones y se acude a la Policía o a los juzgados y no se le da el carácter de un delito de odio".

A su juicio, "sigue faltando información especializada en este tipo de delitos. Más concretamente, en los delitos relacionados con el colectivo LGTB "nos encontramos con situaciones en los que la propia Policía tampoco es capaz de tipificar estas agresiones como delitos de odio", añade García.

Para los diputados de Podemos, es "fundamental" que esta figura del interlocutor social se ponga en marcha, y han obtenido del delegado del Gobierno "la propuesta de que está dispuesto a que exista esa figura del experto en los cuerpos de seguridad", según García, quien explica que ese mediador sí que existe a nivel estatal pero en la Comunidad no se ha constituido todavía.

De hecho, el nuevo protocolo del Ministerio del Interior contempla la creación de esa figura del mediador social en localidades en las que se considera que existe un alto riesgo de que sucedan este tipo de delitos, tal y como ha señalado la diputada de la formación morada.

ESTADÍSTICA SOBRE DELITOS DE ODIO

Los responsables de Podemos también han intercambiado impresiones con el delegado sobre la incidencia de los denominados delitos de odio en la Región de Murcia. Pedreño ha admitido que Murcia no es una comunidad en la que haya una proliferación "alarmante" de este tipo de delitos, pero en base a la estadística "hay un nivel significativo e incluso preocupante de los mismos".

"El mismo delegado del Gobierno ha reconocido que, al menos, uno de los dos últimos altercados que han alarmado a la población murciana tiene que ver con la incidencia de delitos de odio", según Pedreño.

El diputado de Podemos ha señalado que la estadística, elaborada por el Ministerio del Interior desde 2013, refleja que los delitos de odio en España "oscilan entre 1.100 y 1.300".

En la Región de Murcia hubo 16 delitos de odio en 2013, que aumentaron a 20 en 2014 y a 31 en 2015, mientras que en 2016 se estiman unos 13 (9 en la demarcación de Policía y 4 en la de Guardia Civil) y se ha registrado un solo caso en lo que va de 2017.

De hecho, el informe destaca que Murcia estaba en 2015 como una de las 12 provincias en las que hubo más incidencia de estos delitos de odio, tal y como ha destacado Pedreño.

El diputado de Podemos ha admitido que las cifras "no deben llevarnos a ningún tipo de alarma social" pero "sí que son significativas y nos advierten que tenemos que tener medidas para prevenir y para controlar este tipo de delitos con el fin de rebajar su incidencia".

Finalmente, la secretaria de Acción Juvenil de Podemos ha remarcado que se ha estado reuniendo con asociaciones, colectivos y ONG's para recabar su punto de vista sobre lo ocurrido. "No hay una alarma social pero sí que tienen una preocupación general sobre estos casos", según Lorca.

PLAN DE ACTUACIÓN DEL MINISTERIO DEL INTERIOR

El delegado del Gobierno ha corroborado los datos estadísticos sobre la incidencia de este tipo de delitos en la Región y ha señalado que se producen "de una forma ocasional" y, además, "no hay grupos estructurados con una organización jerarquizada y que siga unas pautas de comportamiento tendentes a provocar este tipo de incidentes".

En este sentido, Sánchez-Solís ha corroborado que la agresión que se produjo a una chica en la puerta de un bar de Murcia a manos de una decena de individuos encapuchados sí corresponde a un presunto delito de odio, pero no la que tuvo lugar a finales de enero en la calle Mariano Rojas.

De hecho, en esta última agresión "no había ningún grupo organizado que fuera a buscar a otro grupo de forma premeditada para provocar ningún tipo de incidente".

Sánchez-Solís ha explicado a los diputados de Podemos el plan de actuación del Ministerio del Interior para la prevención contra los grupos organizados y violentos de jóvenes que pueden dar lugar a incidentes de este tipo. Este plan se articula en torno a medidas de prevención, investigación y asistencia.

En cuanto a la prevención, este protocolo establece la divulgación de la necesidad de la tolerancia y de los valores de la convivencia pacífica entre los más jóvenes, fundamentalmente.

En el marco de este protocolo y del Plan para la Convivencia Escolar, la Policía Nacional y la Guardia Civil realizaron en 2016 más de 800 charlas para transmitirle estos valores a los más jóvenes, en evitación de conductas de discriminación o de odio.

Este plan también establece la identificación de estos grupos violentos y el seguimiento de los mismos, así como el establecimiento de un mapa de los lugares en los que operan con mayor frecuencia. Sánchez-Solís ha reconocido que en la Región tienen "muy poca incidencia este tipo de delitos", como los de discriminación por carácter racional, por orientaciones políticas, por creencias religiosas o de orientación sexual.

A nivel de investigación, el Plan contempla la creación de unidades especializadas, fundamentalmente para el seguimiento informático de este tipo de grupos. Además, establece unos protocolos de asistencia y actuación para que las víctimas reciban la asistencia necesaria.