Psicóloga de Jesús Abandonado destaca la importancia de la escucha, "es terapéutica" y un arte "que hay que entrenar"

Momento de la conferencia Jesús Abandonado y Teléfono de la Esperanza
JESÚS ABANDONADO
Publicado 18/11/2018 10:29:36CET

La Fundación cuenta con proyectos como el de calle, servicio empleo o el de vivienda a fin de ayudar a personas en situación vulnerabilidad a empezar a reconstruirse

MURCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La psicóloga de la Fundación Jesús Abandonado, María José García, ha subrayado la importancia de la escucha, que "es terapeútica" y un arte que "hay que entrenar". Así lo acentuó en la conferencia 'Escuchar en situaciones de vulnerabilidad', organizada por el Teléfono de la Esperanza de Murcia con motivo del Día de la Escucha, celebrada esta semana en el Moneo.

En declaraciones a Europa Press, explica que una buena escucha es "confianza, empatía, y conceptos como la aceptación positiva incondicional", para que la persona se sienta valorada, y aceptada como "punto de partida para un proceso de cambio".

Destaca, en este sentido, la importancia de crear un espacio de confianza donde esa persona "se pueda ir abriendo" y así dar respuesta a sus necesidades, no solo básicas sino espirituales y humanas. Las personas de la Fundación son personas sin hogar, con unas condiciones particulares como la soledad, a veces con problemas de salud mental o adicciones, ha afirmado.

García ha resaltado que el trabajo que realizan desde la Fundación Jesús Abandonado, "tiene que ver mucho con el tiempo, la paciencia, crear vínculos" para "hacerles despertar, sin pretender que hagan lo que nosotros consideramos que es mejor".

Entre los factores de vulnerabilidad, la psicóloga de la Fundación Jesús Abandonado ha hablado de la falta de empleo, "que baja la autoestima a la persona, creándole una imagen negativa de sí, de no pertenecer al grupo ni sentirse útil a la sociedad".

También ha mencionado que estas personas tienen comportamientos muy nómadas, falta de salud mental y física, y de hecho, "la mayoría está fuera del sistema sanitario", teniendo estilos de vida poco saludables, "con problemas legales o violencia de género". Muchos factores, ha acentuado María José García, "que van sumando y ponen a estas personas en situación de vulnerabilidad".

Por ello, ha subrayado, la importancia de la escucha, porque "una persona con una crisis emocional que es capaz de compartir aquello que le hace sufrir con alguien que le respeta, que no le juzga, le ayudará a liberarse y a ordenarse para poder tomar decisiones".

Es un trabajo "terapéutico" el intentar ayudar a otra persona de verdad "y dejar de centrarse en uno mismo para ponerse en la piel del otro", ha hecho hincapié la psicóloga, para añadir que "la escucha es un arte y hay que entrenarlo".

El director de la Fundación Jesús Abandonado, Daniel López, ha destacado, por su parte, algunos de los servicios con los que cuenta la Fundación como son el proyecto de calle "para estar junto a las personas que viven en la calle para que en algún momento que quieran abandonarla, se acerquen a la Fundación"; o el servicio de empleo y formación "dotando de herramientas para que las personas que se han quedado fuera del mercado laboral adquieran las capacidades necesarias para volver a éste".

Otro servicio que ha destacado Daniel López es el de vivienda porque "la inclusión real y plena se consigue cuando se tiene empleo y vivienda", y dentro del mismo, ha hecho mención al proyecto 'Housing First', "gracias al que estamos encontrando cambios impresionantes en las personas participantes, con una trayectoria de calle de diez, quince, veinte años o más, que están cuidando el hogar, manteniendo un orden en la alimentación, a dormir en una cama, a cuidarse y preocuparse por su salud".

"Intentamos que las personas se vinculen, de una u otra manera, a la Fundación Jesús Abandonado y una herramienta muy potente es la escucha", pues "cuando la persona que se acerca a la Fundación se encuentra en una situación de ansiedad y vulnerabilidad porque necesita cubrir una necesidad básica, pero detrás se esconden otras cosas muy importantes, como son las afectivas".

Por ello, ha explicado en declaraciones a Europa Press, "utilizamos la escucha porque tener una escucha activa ayuda a empezar a reconstruirse personalmente y la autoestima se ve afectada positivamente".

Así, ha señalado que la Fundación desarrolla cursos de habilidades de escucha y habilidades sociales, por ejemplo, para conseguir que "se sientan acogidos, atendidos por nuestros profesionales y voluntarios".

Contador