PSOE pide modificar la Ley del Estatuto de Consumidores ante "las llamadas gasolineras desatendidas"

Publicado 15/02/2015 11:58:50CET
Retegui comparece en rueda de prensa en la Asamblea
PSOE

Retegui presenta Proposición de Ley en Asamblea basándose también en la pérdida de puestos de trabajo o el peligro que supone ante derrame

MURCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García Retegui, ha presentado a la Mesa de la Asamblea Regional una Proposición de Ley de Modificación de la Ley del Estatuto de Consumidores y Usuarios de la Región de Murcia ante "las llamadas gasolineras desatendidas, es decir sin trabajadores".

Y es que, según expone la parlamentaria socialista, "la Dirección General de Industria, Energía y Minas ha publicado una resolución, con entrada a finales de enero, por la que se dictan instrucciones a las comprobaciones a realizar en las instalaciones de distribución al por menor de carburantes y combustibles petrolíferos en instalaciones de venta al público desatendidas".

Resolución que ha contado con el rechazo tanto de los empresarios del sector como de los sindicatos y organizaciones de consumidores y usuarios, explica, "basándose en la pérdida de puestos de trabajo, peligro potencial en caso de derrame de combustible, imposibilidad de reclamar ante nadie si se da un error tanto a la hora de repostar como de cobro, ausencia de una hoja de reclamaciones o la no emisión de factura".

A lo que se añade "el agravio que supone para las personas con algún tipo de discapacidad física o de movilidad encontrarse con una estación de servicio sin personal", produciéndose "una discriminación en toda regla hacia este colectivo", añade en la proposición a la que ha tenido acceso Europa Press.

Tras lo que recuerda que comunidades como Aragón, Andalucía, Navarra, Cantabria o Castilla La-Mancha han aprobado normativas al respecto "que garantiza, al menos, la presencia de un trabajador para atender a los clientes o a cualquier incidencia que pudiera producirse".

Según Retegui, "el Gobierno regional tiene la obligación de garantizar los derechos y protección de colectivos tan vulnerables como las personas con discapacidad y evitar la destrucción de más puestos de trabajo en nuestra Comunidad".

Por lo que, para el PSOE, "se hace necesario que la Comunidad garantice que las instalaciones de venta al público de gasolinas y gasóleos de automoción disponga, al menos, de una persona que atienda a los usuarios mientras permanezcan abiertas".

Todo ello "sin perjuicio de lo establecido para las instalaciones que disfrutan de un régimen especial de distribución y, en particular, las cooperativas que no presten servicios a terceros", concluye la parlamentario.