El Reina Sofía incorpora equipos con imagen en 3D para mejorar las operaciones urológicas

Publicado 08/03/2019 11:45:41CET
CARM

Una torre laparoscópica permitirá al cirujano tener una visión más precisa para tratar patologías

MURCIA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital General Universitario Reina Sofía ha adquirido nuevos equipos tecnológicos dotados de imagen en tres dimensiones que mejorarán las operaciones quirúrgicas en urología.

En concreto, se trata de una torre de laparoscopia que permite abordar las intervenciones de pacientes con tumores urológicos mediante cirugía con realidad aumentada, lo que ofrece las máximas garantías desde el punto de vista funcional y oncológico.

Una de las ventajas que aporta utilizar este sistema es que al conocer la profundidad del campo de la imagen, el cirujano tiene una visión más precisa para tratar los distintos tipos de patologías de los órganos abdominopélvicos, lo que se traduce en una mejora de las habilidades de esta técnica.

Además, tener una imagen nítida y clara permite reducir el tiempo de las intervenciones entre un 15 y un 20 por ciento, a la vez que se aumenta la seguridad del paciente.

En definitiva, con esta tecnología, se pueden intervenir los tumores mediante técnicas de cirugía conservadora, es decir, sin necesidad de tener que realizar una cirugía abierta; se manipulan menos los órganos; se aplica menos anestesia y la recuperación es más rápida. Del mismo modo, al funcionar como un ojo humano, permite ver mejor las estructuras y se pueden realizar suturas más fiables y precisas.

BENEFICIOS

Por último, este sistema requiere de unas gafas en 3D que se adecúan perfectamente al campo de visión y que resultan cómodas y seguras.

Esta tecnología, aunque se ha adquirido para el servicio de urología, sirve además para cualquier especialidad que precise un abordaje preciso laparoscópico, por lo que no sólo los pacientes urológicos se van a ver favorecidos con los beneficios de la realidad aumentada.

Es la segunda torre de estas características adquirida en la Región de Murcia, tras la que ya dispone el servicio de cirugía cardiaca del Hospital General Universitario Virgen de la Arrixaca. Estos equipos van a permitir obtener mayor experiencia en imagen tridimensional para abrir la puerta al futuro que desarrolla la cirugía robótica.