El sector hostelero cierra una temporada de verano "muy buena", solo "ensombrecida" por el Mar Menor

Hernández, en el centro, presenta el balance de turismo junto a Díaz
EUROPA PRESS
Actualizado: martes, 6 septiembre 2016 12:52

MURCIA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Costa Cálida alcanzó el 89 por ciento de ocupación durante los meses de julio y agosto, lo que supone tres puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año pasado. En el conjunto de la Región aumentó en seis puntos la ocupación hotelera en relación al 2015, con un 77 por ciento, cifra récord de los últimos años.

Así lo ha hecho saber el consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, quien ha comparecido en rueda de prensa acompañado por la presidenta de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Soledad Díaz, para hacer un balance de la campaña de verano para el sector turístico.

Díaz ha coincidido en que la campaña de verano ha sido "muy buena" para el sector, y sólo se ha visto "ensombrecida" por la situación del Mar Menor. Y es que hay personas que se han ido "disgustadas", no porque las aguas no fueran adecuadas para el baño, sino porque "no apetecía entrar en la playa visualmente".

A este respecto, el consejero ha destacado que la situación del Mar Menor no ha afectado a la ocupación y, de hecho, la zona ha registrado un índice tres puntos por encima del año anterior, llegando al 87 por ciento. No obstante, ha coincidido en que mucha gente se ha ido con un "malestar importante". Con todo, ha advertido que la "devastación" se puede producir si "no llega una solución al Mar Menor".

Por este motivo, la presidenta de Hostemur ha señalado que el objetivo es que esas personas que se han ido disgustadas "puedan bañarse el año que viene con toda la libertad y confianza habitual".

Para ello, el consejero ha subrayado que "el Gobierno regional ha actuado con valentía y con medidas contundentes". De hecho, ha destacado que ya se aprecia una mejora "paulativa", aunque todavía no se aprecia de forma "significativa". En los próximos meses, esa mejora será "mucho más notable", ha asegurado.

Además, la Consejería está en permanente contacto con los 'tour-operadores', dándoles información sobre las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional y los efectos que están teniendo, como la reducción de la turbidez y el aumento del margen máximo de visualización "de 50 centímetros a un metro y medio".

Hernández ha avanzado que la Región promocionará en invierno el Mar Menor para la práctica del deporte y el ocio todo el año. "El objetivo es desestacionalizar el turismo de este entorno, para disfrutar de él todos los días del año, y trabajamos para que el turista internacional venga durante todo el año", añadió.

EL TURISMO DE INTERIOR SE BENEFICIA DE LA COSTA

Hernández ha coincidido en que ha sido una temporada "positiva" y ha atribuido el aumento general de la ocupación a que el turismo que se genera en la zona de costa también influye al resto de la Región.

Y es que, los hoteles de las ciudades registraron en verano una ocupación media del 58 por ciento, frente al 46 por ciento de 2015, "lo que representa una recuperación de 12 puntos y una ocupación mucho mayor que la habitual en anteriores veranos".

La mayor subida se ha dado en las ciudades de Cartagena y Murcia, con una ocupación del 62 y del 55 por ciento y aumentos de 14 y 12 puntos, respectivamente. Lorca-Puerto Lumbreras pasó de una ocupación del 67 por ciento en 2015 al 74 por ciento este verano.

Hernández atribuye los resultados de los hoteles de ciudad al hecho de que los ayuntamientos de estos municipios han enriquecido su oferta turística con eventos culturales, de ocio y deportivos en los meses de verano.

El mayor grado de ocupación se registró en los hoteles de La Manga, con un 90 por ciento, que supera en un punto la ocupación del verano pasado. Asimismo, el mayor incremento de la ocupación se registró en Águilas, que subió seis puntos respecto al año anterior, hasta lograr una ocupación del 88 por ciento a pesar de haber incrementado la oferta hotelera; mientras que Mazarrón mejoró cuatro puntos (88 por ciento).

En lo que respecta a los balnearios, éstos registraron en julio y agosto una ocupación del 87 por ciento, 11 puntos más que la del estío anterior.

Respecto a la afluencia de turistas, durante los primeros siete meses del año, en el conjunto de alojamientos turísticos de la Región (hoteleros y extrahoteleros), se registraron un total de 870.051 viajeros, lo que representó un crecimiento del 11,1 por ciento. Así, aumentaron respecto a 2015 las visitas de los turistas residentes en España (10,6 por ciento) y las de los extranjeros (12,7 por ciento).

Por otro lado, el empleo ha registrado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento en hostelería y agencias de viajes (1.401 afiliados nuevos) en los siete primeros meses de 2016. La afiliación media en la Región fue de 37.362 trabajadores. "El empleo turístico mantiene así una senda de crecimiento sostenido con tasas interanuales positivas que alcanzan 39 meses consecutivos", ha afirmado Hernández.

EL SECTOR APOYA QUE LA CARM GESTIONE LAS COSTAS

Díaz también ha considerado "especialmente interesante y acertada" la propuesta del Gobierno regional para gestionar las competencias sobre el litoral de la Región, porque "legislar en la lejanía es complicado", a pesar de que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente "tiene sus representantes en la Comunidad".

Y es que los papeles gestionados por la Demarcación de Costas "tienen que ir luego a Madrid y morir allí encima de las mesas de los despachos, amén de la situación política, que no favorece las gestiones". Por ello, ha valorado positivamente que la Comunidad gestione "esa área tan sumamente importante", y descarta que pueda suponer la existencia de malas prácticas o "amiguismos".

A este respecto, el consejero ha desmentido que esta propuesta implique una transformación de leyes que impliquen una menor protección, ni "vamos a estar supervisados por organismos nacionales e internacionales sobre la responsabilidad de la gestión sostenible de la zona marítimo-terrestre".

Al contrario, ha valorado que esta gestión directa permitiría "una mayor agilidad y seguridad turística en las costas, y también a la preservación del Medio Ambiente". De esta forma, ha asegurado que "no se trata de cambiar leyes que tengan un efecto negativo en el Medio Ambiente ni flexibilizar la implantación de actividades turísticas o residenciales en zonas donde no se pueden desarrollar esas actividades".

NUEVO CONVENIO COLECTIVO DEL SECTOR

Por su parte, Díaz ha mostrado su esperanza en que el sector se "estabilice" laboralmente, con el fin de reducir la temporalidad. En este sentido, ha remarcado que este mismo martes se va a constituir la plataforma que va a retomar y negociar el convenio colectivo del sector, que tenía validez hasta enero de 2016.

Hernández ha recordado que el convenio colectivo llevaba ocho años bloqueado y se consiguió cerrar el pasado año. Ahora ha instado a las partes a alcanzar un acuerdo.

Díaz ha reconocido que los salarios "no son de los más altos", pero se van a intentar mejorar". La clave para la mejora de las condiciones laborales, ha puntualizado Hernández, es lograr un incremento de la actividad económica, lo que mejorará los servicios y redundará en el sostenimiento de la actividad.

Para ello, es necesario desestacionalizar el sector y que los turistas internacionales sigan llegando en la temporada baja, logrando una estabilidad que permita "formar a los profesionales" y "mejorar el servicio". Para ello, ha mostrado el compromiso de "incrementar de forma significativa los recursos que se destinan a la formación del personal ocupado".

La presidenta de Hostemur ha mostrado su intención de incluir en el convenio que los empleados estén obligados a tener una tarjeta que acredite una formación previa, al igual que sucede en otros sectores. Este documento validaría la experiencia de los trabajadores que acrediten su trayectoria, añade.

Leer más acerca de: